Miércoles 20.09.2017 | 08:12 hs (Sta Fe)


19-12-2016 / Julio Schneider

“Hay mucho respaldo a la inversión en obra pública”

Anuncios hasta casi el último día del año y un plan ambicioso para 2017 con trabajos de envergadura en Seguridad, Salud y Cultura. En Educación, protagonismo de los institutos terciarios. Mucho impulso y más presupuesto. Vacaciones, por ahora, fuera de los planes. 


Nancy Balza
redaccion@miradorprovincial.com

Diciembre es el mes de los balances de gestión. Pero lejos de ir menguando la actividad, el año todavía sigue para Obras Públicas que tiene una agenda completa prácticamente hasta el último día de 2016: el próximo 27 está prevista la apertura de sobres para licitar la segunda etapa de El Molino Fábrica Cultural, y en la misma semana para el Instituto Terciario N° 16 de Rosario. Y si, en general, las vacaciones ofician como punto final imaginario de un ciclo, todo indica que en la provincia esto no va a ocurrir.
“El gobernador nos pidió un esfuerzo porque, como se puede ver, en obras públicas hay mucho por hacer y mi consigna es clara: que no se detengan las obras por el verano“. Lo dice Julio Schneider, titular del ministerio que tendrá en 2017 una asignación de fondos “tres veces mayor” a la de este año. “Hay mucho respaldo a la inversión en obra pública”, resumió el funcionario que en el proyecto de presupuesto girado por el Poder Ejecutivo a la Legislatura tiene asignados a su cartera $ 2.811.300.000 (el monto total destinado a obras públicas, incluyendo a todos los ministerios es de $ 19.800.000.000).
A lo largo de la entrevista con Mirador Provincial, Schneider habló varias veces de “respaldo”, tanto por la decisión del gobernador Miguel Lifschitz de darle un fuerte impulso al área que lidera como por la posibilidad de contar con los recursos necesarios para materializar esa decisión.

“Trabajo a full"
Schneider evaluó que 2016 “ha sido muy bueno para la obra pública en la provincia de Santa Fe” y lo explica en que “hemos podido ejecutar más del 100 por ciento, y quizá terminemos con el 120%, de los recursos presupuestarios asignados originalmente, con obras que están con el ritmo previsto en el contrato. No hubo atrasos, estamos pagando normalmente y con proyectos, elaboración de pliegos y licitaciones en marcha”.
Pasando en limpio, durante el año se licitaron 35 obras nuevas, que suman más de 1.790 millones de pesos. Una parte de las obras se ejecutaron en 2016, otra parte se concretará el año que viene y algunas estarán terminadas en 2018. “Esto habla de la magnitud de la obra pública en la provincia”. “Nuestro desafío, como ministerio, es que todos los equipos de proyectos y de ejecución estén trabajando a full. Y yo me siento muy tranquilo y respaldado”.
En una provincia extensa y con un ambicioso plan entre manos, Schneider decidió destacar algunas obras emblemáticas a partir de licitaciones que se resolvieron en los últimos 6 meses, “de mucho impacto económico y ciudadano”. Así, está previsto terminar el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe (Cemafe) en julio de 2017 para inaugurarlo en el tercer trimestre de ese año. Con más de 250 millones de pesos de presupuesto, se licitó en junio, está en obra desde agosto y tiene un plazo de ejecución de 10 meses, “así que marcha muy bien”, resumió.
Por otra parte, “el gobernador firmó la adjudicación del Hospital Iturraspe que está previsto terminar en 2018 para ser inaugurado en los primeros meses de 2019. Es un proyecto fantástico de alrededor de 500 millones de pesos y en los próximos días se firmará el inicio de la obra”. Además, dos semanas antes de concretar esta entrevista (el 7 de diciembre), se habían licitado obras para el hospital de Reconquista, por 400 millones de pesos.
El año que está a punto de terminar fue complicado desde el punto de vista económico. Aún así se pudo completar el presupuesto. “Y pagar”, remarca Schneider. “Las empresas nos están acompañando; eso es bueno porque tenemos la voluntad de llevar adelante un plan pero necesitamos de ese apoyo. Tenemos un buen diálogo tanto con la Cámara de Rosario como con la de Santa Fe”. En este marco, aseguró que “la perspectiva es interesante, respaldada con recursos, sobre todo el endeudamiento (de 500 millones de dólares aprobado por la Legislatura a fines de junio) y el 15 por ciento que recuperó la provincia y que por ley está destinado íntegramente a obra pública”.

Las prioridades
—¿Por dónde pasan las prioridades del plan de obras públicas para el año que viene?
—Voy a nombrar algunos hitos. A las obras de salud que mencioné (Cemafe, Iturraspe y Reconquista), se suma que estamos terminando el hospital nodal de Venado Tuerto con la idea de entrar el año que viene en los tres meses de prueba, del mismo modo que el hospital de Ceres; los dos con un nivel de avance importantísimo que van a transformar la salud pública en estas dos ciudades. En los próximos días va a estar terminado el centro de salud de la ciudad de Rufino y en dos meses vamos a terminar el de la ciudad de Gálvez, dos obras por las que había mucha preocupación. Siguiendo en el área de salud, antes de fin de año se van a licitar dos centros para la ciudad de Santa Fe: uno en Coronel Dorrego y otro en Nueva Pompeya; y para el primer trimestre de 2017 va a quedar la licitación del nuevo centro de salud para barrio Chalet: tres obras que forman parte del Acuerdo Capital.
En el área de Seguridad, en marzo está previsto terminar el Centro de Justicia Penal de Rosario. En los próximos días vamos a entregar el nuevo pabellón que construimos en Las Flores para 120 internos y un mini penal nuevo (módulo E) en Piñero. En mayo va a estar terminado otro módulo más, el F. Son obras que tienen prioridad, más allá de que obedecen a otro tipo de problemas. Además, estamos construyendo una nueva alcaidía y una cárcel de mujeres en Rosario, la ampliación de Las Flores y prevemos una nueva alcaidía en Melincué y una ampliación de la Unidad Penitenciaria de Santa Felicia, en el departamento Vera.
Para 2017 está previsto terminar la obra del instituto N° 12 de Santa Fe; vamos a terminar la escuela 614 de Santo Tomé y la avenida Peñaloza en el norte de la ciudad: tres trabajos que, por distintas razones, son absolutamente prioritarias.
También para Santa Fe se anuncia la segunda etapa de El Molino Fábrica Cultural en Bv. Gálvez y Pedro Vittori, que insumirá 100 millones de pesos. Va a quedar fantástica, tanto como lo ya inaugurado; además va a contar con una pequeña plaza en esa intersección. El 27 de diciembre se van a abrir los sobres. También para el área de Cultura están en marcha tres concursos con el Colegio de Arquitectos: la escuela secundaria de la Mantovani y el contrafrente de la Casa de la Cultura como sede para el Ministerio de Innovación y Cultura. A esto se suma un concurso de ideas para la Granja La Esmeralda.
En Educación, antes de fin de año vamos a licitar la construcción del nuevo edificio del Instituto Terciario N° 16 de Rosario que es la reconstrucción del ex bazar Erquicia; también vamos a construir la nueva sede del Instituto Terciario N° 4 de Reconquista. y en esta gestión se va a concluir además el Instituto N° 2 de San Justo que ya tiene el proyecto desarrollado y el N° 3 de Villa Constitución, con la vocación de darles a los institutos terciarios un espacio acorde al crecimiento que tuvieron esas comunidades educativas.
—¿Cómo se compone este mayor presupuesto con que cuenta el área a su cargo?
—La asignación presupuestaria es independientemente de la fuente. Que hayan aparecido estas dos fuentes financieras posibilitan de algún modo el crecimiento del volumen de inversión y nos da certezas porque mejoramos las condiciones de pago y eso mejora las condiciones de contratación: naturalmente, al haber certezas hay mejores ofertas.
—Se espera que el impacto de este plan de obra pública sea muy importante sobre el sector de la construcción.
—La construcción en general, pero la obra pública en particular, genera un círculo virtuoso que hay que señalar porque incrementa la mano de obra con todos los requisitos legales, con ART, con seguridad. Es mano de obra de calidad. Pero no solo allí se nota el impacto, sino en toda la cadena de construcción: movilidad, corralones, etc. La prueba es que si se observan los informes del Ministerio de Trabajo se verá que en construcción hay indicadores positivos, aún en el contexto en que la construcción privada no tuvo un buen año, por lo menos en Rosario. La verdad es que sentimos que estamos contribuyendo mucho en ese tema. Además, independientemente del origen de la empresa, aunque la mayoría son provinciales, la mano de obra es de los lugares donde se hacen las obras.

Plan del Norte
El Hospital de Reconquista, el Instituto Terciario N° 4 de esa ciudad, la escuela secundaria de Avellaneda y la ampliación de la Unidad Penitenciaria de Santa Felicia encuadran en el Plan del Norte que lanzó el gobierno provincial como una estrategia para potenciar el desarrollo en los departamentos Vera, 9 de Julio y General Obligado.

Con la Nación
—¿Mejoró la relación con el gobierno nacional?
—En nuestro caso hemos llevado adelante un convenio por el que la Nación financia el 70% del Hospital Iturraspe, que son más de 350 millones de pesos. Y debo decir que es inédito, porque en mi experiencia como funcionario en la provincia es la primera vez que Nación va a hacer una contribución de este tipo. Cuento una anécdota: en la primera reunión que tuvimos los ministros de obras públicas de las distintas provincias con (el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda) Rogelio Frigerio, la preocupación general de mis pares era por saber cuándo continuaban las obras. Yo preguntaba de qué están hablando porque no teníamos ninguna obra financiada por la Nación, como sí ocurría con el resto de las provincias. Por lo tanto, celebro que haya un diálogo maduro, un entendimiento y que podamos avanzar. Porque son momentos en que la situación nos exige a todos los que tenemos responsabilidades de gobierno trabajar en forma coordinada.

Vacaciones, ¿sí o no?
“No tuve ni siquiera tiempo de pensarlo”, respondió Julio Schneider cuando se le preguntó por el receso de verano, tema ineludible de conversación en todos los ámbitos a esta altura del año, pero que en el gobierno provincial parece no ser preponderante o, en todo caso, va atado a otras prioridades. “El gobernador dijo que tratemos de organizar las vacaciones por fuera de los períodos electorales, nos pidió un esfuerzo porque, como se puede ver, en obras públicas hay mucho por hacer y la verdad es que estoy trabajando con una consigna: que no se detengan las obras por el verano”. “Siempre, por cuestiones administrativas o porque las propias empresas tienen la estrategia de licenciar a su gente en enero, hay un parate en el ritmo. No quiero que eso ocurra y el gobernador tampoco”.

Terminado
Concluyó y está listo para ser entregado el edificio de la Policía de Investigaciones, en el ex Batallón 121 de Rosario. También finalizaron los laboratorios de la Policía Científica, en el ex Liceo Militar de Recreo, que funcionan como centro de apoyo a las investigaciones de las áreas de la Policía de Santa Fe.
También se concretó una intervención importante en el archivo intermedio de la provincia, en el edificio de Francia 2300 de esta ciudad.

“Vamos a tratar de llegar a tiempo con la licitación de la recuperación de la Casa de la Cultura: terminamos el proyecto y está en etapa de pliegos. Estamos trabajando en tres frentes: la recuperación del edificio por su valor patrimonial, a cargo de un experto; la parte estructural, a cargo de la UTN, y las instalaciones. Nuestra vocación es concretar la obra”.
Julio Schneider
Min. de Obras Públicas


+ Noticias

Ganó Unión y perdió NOB
Una buena y una mala para los clubes santafesinos el lunes. Los rojiblancos superaron a Gimnasia, mientras los rojinegros cayeron ante Huracán. Mirá los resúmenes de los dos partidos.

Ganó Unión y perdió NOB


En Portada