Viernes 17.11.2017 | 19:53 hs (Sta Fe)


15-02-2017 / Informe de la CAME

San Valentín 2017: 1,3 millones de personas festejaron pero las ventas cayeron 3,4%

San Valentín movilizó $568,3 millones este año según sondeos de la CAME. Hubo más cantidad de festejos que en 2016, pero con regalos más discretos que promediaron los $450 por persona. Casi un tercio de los gastos se orientaron a servicios.


El Día de los Enamorados sigue sumando adeptos en Argentina y de a poco se ha ido instalando como una fecha especial para muchos comercios. Este año se estima que 1.263.000 personas habrán festejado, 1,9% más que el año pasado, generando un gasto total de $568,3 millones. Sin embargo, las ventas de bienes y servicios vinculados a esta fecha (medidas en cantidades) cayó 3,4% frente a San Valentín 2016.
La crisis económica repercutió este año en los enamorados, que gastaron, pero más modestamente que en otras épocas, y se orientaron mayormente a regalos de bajo valor o a un solo regalo para su pareja, cuando en otras épocas había quienes combinaban un regalo y una cena, o sumaban algún otro pequeño presente adicional alusivo.
Según los relevamientos realizados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) entre 450 comercios del país y por Focus Market entre 2.536 consumidores, el gasto por persona promedió los $450, un 23,3% por encima de San Valentín 2016. Sin embargo, si bien el gasto total fue 25,6% mayor al del año pasado ($568,3 millones en SV 2017 vs $452,4 millones en SV 2016), si se quita el efecto inflacionario de un 30% anual aproximadamente a febrero, el gasto total por San Valentín a precios constantes habría caído 3,3% este año frente a la misma fecha del periodo pasado.
Este año ayudó que haya sido martes en vez de domingo como fue el año pasado, pero aun así el movimiento fue menor a lo esperado. Hubo mucho marketing en medios gráficos, virtuales y televisivos, y eso fue muy importante para darle entusiasmo a la fecha, aunque no alcanzó para empujar las ventas. El tiempo inestable tampoco fue un buen compañero, especialmente porque en los segmentos de jóvenes y adolescentes frenó muchas salidas y consumos.
Lo que más se vendió este año fueron artículos de bijouterie, ropa interior, bombones, y flores y plantas. En cambio, fueron menos concurridos los restaurantes y bares, y también sintieron la caída rubros como joyerías y relojerías, perfumerías e indumentaria.
Consideraciones generales
San Valentín volvió a imponerse en 2017, y en medio de unas vacaciones con buenas temperaturas, pero clima inestable, casi 1,3 millones de personas se decidieron a celebrar. Para el comercio fue una excusa más para repuntar las ventas, tras 13 meses consecutivos de caídas, aunque no alcanzó a compensar un mes donde el consumo sigue bastante pasivo.
Lo curioso es que no es sólo una fecha que festejan adolescentes, sino que cada vez más se suman parejas de muchas años de convivencia como oportunidad de celebración.
Se buscan regalos novedosos, originales, pero también los tradicionales, ya que el objetivo en sí no es solo sorprender sino manifestar un sentimiento.
Un rubro que siempre tiene su público en fechas como San Valentín, es restaurantes, casas de comida, desayunos, almuerzos y cenas a domicilio. La cantidad de reservas y compras cayó 5% frente a la misma fecha del año pasado, aunque hay que tener en cuenta que el año pasado cayó domingo y eso alentó festejos tanto el sábado por la noche como el mismo día. Muchos restaurantes planificaron opciones atractivas para las parejas con menús especiales, sabores novedosos, música en vivo, y eso sumó público. Aunque el rubro hubiera funcionado mejor cayendo un fin de semana.
Algo similar sucedió en servicios de hoteles, días de campo y spa, donde la demanda este año cayó 7% frente a San Valentín 2017, básicamente porque al caer un martes la gente se inclinó a otros obsequios. Sí se regalaron cupones para spa y días de campo a lo largo del mes.
Lo que más se buscó en cambio este año fueron rubros como flores y plantas donde las cantidades vendidas cayeron 3,3% frente a SV 2016, en línea con lo que viene sucediendo con el consumo. Lo interesante de ese rubro fue la variedad de precios dependiendo de cuánto se quisiera gastar.
Por ejemplo, los que buscaron un regalo bien modesto por $20 se inclinaron a una vara de yerbera, o por $50 a una vara de lilium. Mientras que los que quisieron algo más generoso llevaron una docena de rosas largas por $400 o una docena de flores surtidas por entre $50 y $300.
En bombones y golosinas se registró una baja de 2,5% y también fue bastante buscado por las parejas. Por $200, por ejemplo, se pudo conseguir una linda y buena caja con 18 unidades de bombones, y por $120 más muchos comercios ofrecieron adicionarle un peluche.
En perfumerías y cosméticos, la fecha terminó con un resultado bastante alentador. Las ventas se ubicaron apenas 0,9% por debajo de la misma fecha de 2016.




+ Noticias


En Portada

La industria del biodiesel sigue con bajo optimismo
Con un 95 por ciento de la capacidad de producción argentina instalada en el Gran Rosario, el rubro celebra la oportunidad de exportar a Europa, aunque aseguran que el viejo continente no alcanza para empardar los volúmenes que en 2016 se enviaron a Estados Unidos.

La industria del biodiesel sigue con bajo optimismo

Santa Fe adhirió al pacto fiscal
La Provincia logró fijar como fecha límite el 31 de marzo de 2018 para establecer el monto y la forma de pago de la deuda por coparticipación que mantiene la Nación con Santa Fe.

Santa Fe adhirió al pacto fiscal