Martes 22.08.2017 | 17:25 hs (Sta Fe)


13-03-2017 / Un santafesino exitoso y referente de generaciones

Un fenómeno llamado Andrés Marcelo Nocioni

Es un ser excepcional. Un deportista excepcional. Sólo unos pocos pueden ser profesionales del básquet desde los 13 años. Sólo unos pocos pueden mantenerse en un club con capacidad de ganar una Euroliga como el Real Madrid con 37 años. Sólo unos pocos son campeones olímpicos, de la liga española, subcampeones mundiales y el palmarés sigue un buen rato más. Sólo unos pocos pueden superar a semejante atleta. Sólo unos pocos pueden compararse a Andrés "Chapu" Nocioni.


Hernán Alvarez
halvarez@miradorprovincial.com



La adquisición más reciente para la vitrina de Nocioni es la Copa del Rey 2017 el 19 de febrero pasado. Fue la tercera consecutiva para los blancos. La labor del galvense no fue sobresaliente en la final ante Valencia, pero sí ante Baskonia en las semifinales. La cuota de intensidad, persistencia, pasión la da muchas veces el “Chapu”. Como en el partido ante Brasil en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016. Aquella tarde, el madridista fue el máximo anotador del encuentro con 37 puntos en un memorable 107-111 a favor con dos suplementarios.

Nocioni es nuestro. Es santafesino. Nació en Gálvez. Se crió ahí. Empezó en Ceci Basket Ball Club en esa localidad del centro de nuestra provincia. Se destacó en la etapa más exitosa de Olimpia, club venadense que fue protagonista de la LNB en la segunda mitad de los '90. Y vuelve cuando puede a Gálvez. A su Ceci. Allí donde están los Chapulines, nombre en su honor, la escuela de básquet que lleva su apodo.

Muchísimos trofeos no lo cambian. Él es el mismo. Con más edad, viajado por el mundo, con mucha más plata que hace 20 años, consagrado. Es el mismo. Su esencia es la misma. Es igual que cuando debió dejar su pueblo para progresar deportivamente. Eso hace su figura aún más valorable.

Mirador Provincial dialogó con Andrés. La nota de 10 minutos pactada para el miércoles 8 a las 16 hora española se concretó pese al apuro del deportista que debía hablar con el médico del Madrid en ese momento. Fueron más de 10. Pese a estar muy ocupado, el ex Olimpia pudo hablar de todo.

- ¿Cómo viviste la final de la Copa del Rey con el Madrid?
- Muy contento porque se consiguió otro título con el Real Madrid jugando muy bien. Muy contento de haber sido parte del equipo, por el trabajo hecho.

- ¿Cómo se hace para mantener la motivación con 37 años después de todas las cosas que vos conseguiste?
- Es algo natural. Me gusta competir. A uno le gusta competir, le gusta ganar, duele perder. Entonces uno trata de motivarse desde eso. Tratar de ganar siempre no depende de la edad sino más que nada de ser competitivo, de ser trabajador y estar preparado para los momentos claves de la temporada.

- ¿Cuáles son las aspiraciones del Madrid cuando todavía falta la parte decisiva ahí en España?
- El objetivo mayor es tratar de ganar la Euroliga. Es uno de los torneos más importantes del mundo a nivel basquetbolístico. Obviamente no queremos descartar para nada la liga española. Me parece que es un gran torneo para ganar y para jugar, pero la Euroliga es lo que realmente nos quita el sueño.

- ¿Cómo vivís el hecho de ser suplente en el Madrid?
- Bien. Creo que tengo una edad que es lo que tengo que hacer. Ayudar desde el banco, aportar experiencia en momentos claves. Tratar de ser una buena persona dentro de un vestuario, dentro de un grupo. Trato de asumir esa responsabilidad porque también es parte de un rol dentro de un equipo. No creo que tenga que generar ningún conflicto eso. Al contrario. Trato de ayudar a la gente que está por delante mío.

- ¿Qué recuerdo te quedó de Ceci en tu Gálvez?
- Tengo muchos recuerdos. Trato de estar en contacto con ellos, con el nuevo proyecto que están haciendo en el club que realmente es un proyecto muy lindo (el resurgimiento del deporte del aro en divisiones menores). Ya están jugando competiciones regionales. Eso me gusta. Tengo un recuerdo increíble porque es donde empecé a jugar, es donde me crié, donde tengo amigos, conocidos. Es un club que estuvo unos años un poco desaparecido, pero con el tiempo se está volviendo a regenerar, está volviendo a ser un equipo de barrio que aspira a competir en algunas competiciones regionales con un proyecto lindo que incluye a los chicos, a los jóvenes para volver al deporte. No sólo de baloncesto.

“Mi idea es ayudar al básquet argentino, pero veremos cómo”

- ¿Y de Olimpia? ¿Qué recordás de tu paso por Venado Tuerto?
- Fue un año raro. En lo deportivo para mí fue muy bueno. Con 16 años, ser protagonista de un equipo como Olimpia fue muy importante. La situación del club fue un poco complicada. Tuvimos varias dificultades económicas. No fue para nada fácil la situación en ese aspecto, pero en lo deportivo fue espectacular. En lo personal, de conocer gente, amistades también fue un espectáculo. Estoy muy agradecido a la gente de Olimpia. Ojalá que se pueda recuperar de la situación que ha vivido. Traté de mandar algún video de apoyo. Me hace mucha ilusión que pueda llegar a competir y ser un lindo club como lo fue.

- El partido contra Brasil en Río 2016 ya quedó en la historia del deporte argentino. ¿Cómo fue aquel encuentro?
- Fue algo increíble en el sentido del contexto. Por cómo estábamos, en qué lugar. Sabiendo que Brasil debía ganar sí o sí ese partido. Nosotros también para poder clasificar a segunda ronda. Realmente haberle ganado a Brasil en su casa, en su juego olímpico y además habiendo jugado el mejor partido en la Selección argentina fue una alegría muy grande, una linda sensación. Siempre tenemos esa rivalidad con Brasil. En mi caso es una rivalidad totalmente sana, pero muy contento de haber sido parte de eso. Ganarle a un equipo tan duro como es Brasil. Lo que se vivió fuera de la cancha también fue espectacular. Fue un espectáculo de parte de las dos hinchadas.

- ¿Cuál fue tu mejor etapa como basquetbolista?
- Creo que hay muchas. Mi primera etapa en Baskonia fue buenísima. Mis primeros cinco años en la NBA fueron muy buenos. Todos tuvieron sus cosas positivas y negativas. No tengo ninguna situación mala dentro mi carrera en el sentido de haber estado muy incómodo. Pudo haber sido el caso de Sacramento (Kings) que siempre lo dije abiertamente. Las demás fueron todas experiencias muy bonitas porque uno no sólo juega al básquet, sino que hace grandes amistades, gente que va conociendo en esta carrera tan linda. Estoy muy orgulloso de todos los pasos que he hecho en los diferentes lugares, diferentes países, diferentes culturas.

- ¿Cómo seguirás vinculado al básquet después de retirarte? ¿Eso lo pensaste?
- Todavía no lo he pensado. Pienso que todavía me queda un poquito más. Voy a ver cómo decido, voy pensándola mes a mes a esta situación. Para nada voy adelantándome a los hechos. Mi idea es tratar de ayudar de alguna manera al básquet argentino, pero ya veremos cómo, dónde y en qué lugar podría hacer ese cometido.

“He sido un jugador honesto, de un carácter diferente”

- ¿Se puede soñar con volver a verte en la Liga Nacional de Básquet jugando para algún club?
- Es cada vez más difícil. He alargado un poco más la carrera en Europa, más de lo que yo pensaba.

- ¿Extrañás los viajes en ómnibus por Argentina con Olimpia o con Independiente General Pico cuando jugabas la liga?
- Sí, fue parte de mí. Crecí, la pasé muy bien, tengo muy buenos recuerdos. Obviamente que se extraña jugar una liga nacional, pero uno está envuelto en esto y es lo que hay. Ahora me toca estar en el Madrid. En el futuro veremos qué es lo que pasa.

- ¿Qué te falta lograr adentro de una cancha?
- ¡Uh! No sé… Sinceramente no lo he pensado. Me hubiera gustado muchísimo poder haber estado en la NBA en equipos competitivos que puedan llegar a aspirar hacia un título. Es lo único que me puede llegar a faltar. Un mundial con la Selección argentina, pero bueno. Son objetivos que tampoco me saquen el sueño. Son cosas que uno desea, que uno podría haber logrado. Lamentablemente no se consiguió. Me quedan muy pocas cosas para hacer dentro de una cancha. Creo que le he dado a este deporte lo que le tenía que dar. Creo que he sido un jugador honesto, de un carácter diferente. Creo que he dejado una huella que no es para nada fácil dejar en un deporte tan competitivo como el baloncesto.


“Empujar todos para el mismo lado”

Los campeones olímpicos de Atenas 2004, con el bonaerense Emanuel Ginóbili como referente máximo, se destacaron por años adentro y afuera de la cancha. Uno de los gestos más recordados fue la intervención en el conflicto de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) en 2014. El porteño Luis Scola, junto a otros jugadores, intervino personalmente para solucionar los graves problemas (corrupción incluida) en la CABB aquella vez. Un caso muy llamativo en un país donde lo normal es no cumplir con las leyes o no involucrarse cuando las cosas funcionan mal.

- ¿Ustedes como grandes influyentes a nivel social pueden hacer algo para cambiar un poco la crisis de valores argentina?
- Hasta que no decidamos empujar todos para el mismo lado lamentablemente vamos a seguir en círculo. Vamos a seguir llegando siempre a los mismos resultados. No me interesa ni me importa, ni quiero meterme en política ni en cosas sociales del país para nada, pero me parece que lo más importante es tratar de empujar todos para el mismo lado. Lo que se ve desde afuera es que hay una división muy grande. No sólo económica. Yo veo una diferencia social muy grande. Cada uno piensa una cosa, el otro piensa otra. Conozco amigos que han dejado de serlo por esa situación. Lo más importante es saber que todos tenemos que tirar para adelante. En la Generación Dorada no todos somos los mejores amigos dentro de la cancha y no todos nos llevamos espectacular fuera de la cancha. Pero sí cuando el objetivo fue tratar de ser el mejor equipo de las Olimpiadas, de los mundiales, de lo que sea siempre se tiró para el mismo lado. Puede haber algún conflicto o alguna pelea, pero siempre sin perder el objetivo. Ese debería ser el pensamiento de mucha gente y eso ayudaría muchísimo a llevarnos mejor y a mejorar como sociedad.

- ¿Vos como líder social no te ves como dirigente?
- No lo sé. No sé cuál va a ser mi situación después de retirado. No es algo que vaya a pasar ya, entonces no lo pienso tampoco.




+ Noticias

El regreso triunfal del goleador canalla
Marco Ruben volvió a jugar después de su operación. Lo hizo en el amistoso contra Sarmiento de Junín, en el que convirtió un golazo con su sello. Central se impuso por 3 a 1. “necesitamos un defensor más”, reconoció el delantero.

El regreso triunfal del goleador canalla

Abrió ExpoVenado 2017
“Santa Fe es una provincia afortunada porque tiene un sector agropecuario y agroindustrial muy desarrollado y competitivo”, afirmó el gobernador Lifschitz en la inauguración.

Abrió ExpoVenado 2017


En Portada

Santa Fe: avanza la obra del desagüe Espora
El intendente de Santa Fe, José Corral, y el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa, supervisaron el sábado 19 la obra de construcción del desagüe Espora, proyecto hídrico estratégico para la zona norte de esa ciudad.

Santa Fe: avanza la obra del desagüe Espora

Abrió ExpoVenado 2017
“Santa Fe es una provincia afortunada porque tiene un sector agropecuario y agroindustrial muy desarrollado y competitivo”, afirmó el gobernador Lifschitz en la inauguración.

Abrió ExpoVenado 2017