Miércoles 20.09.2017 | 08:14 hs (Sta Fe)


15-03-2017 / Lifschitz lo anunció

El Gobierno provincial pedirá ser querellante en la causa del Banco Provincial de Santa Fe

“Todavía estamos a tiempo de hacer justicia, de mantener la memoria y de pensar cómo recuperar el protagonismo del Estado en el desarrollo económico”, dijo el gobernador.


El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, presentó el martes 14 a la sociedad el decreto mediante el cual instruye al fiscal del Estado que requiera constituir en parte querellante al Gobierno santafesino en la causa judicial por el vaciamiento del ex Banco Provincial de Santa Fe. En ese marco, anunció además la desclasificación de los documentos y archivos pertenecientes al informe de la comisión investigadora que encabezó Alfredo Nogueras.
Esta decisión permitirá dimensionar en toda su magnitud el alcance que tuvo el proceso de vaciamiento y privatización del Banco Provincial de Santa Fe, que dejó al Estado provincial sin su herramienta financiera, además de constituir una pérdida patrimonial importante para los santafesinos.
La presentación fue durante un acto en el salón Blanco de la casa de gobierno, del que también tomaron parte el senador por el departamento La Capital, Emilio Jatón; el ex secretario de Hacienda, Carlos Fernández; el subsecretario de Economía Social y Solidaria y ex diputado Alfredo Cecchi, y los diputados Carlos del Frade y Ariel Bermúdez (autor del proyecto), ambos integrantes de la comisión investigadora; ex empleados de la institución bancaria y de la provincia, legisladores y familiares del doctor Alfredo Nogueras, que presidió por aquellos años la comisión investigadora.
“Este banco era la joya de la provincia, un patrimonio simbólico, histórico y cultural. Era parte de la historia del desarrollo y la integración de la provincia que soñaron esos grandes gobernadores que lo crearon (en 1874) y lo hicieron crecer hasta convertirlo en uno de los más importantes de la Argentina”, dijo Lifschitz. “Pocos ejemplos hay de un escándalo de semejante magnitud, de un quebranto de semejante impacto sobre una institución financiera sólida y prestigiosa; y de una venta tan absurda por la que tuvimos que pagar 1.000 millones de dólares, para que un grupo privado de dudosos antecedentes se quedara con esa joya del patrimonio santafesino”.
“Hoy venimos a reivindicar la dignidad y el coraje de la política en la figura de Alfredo Pichón Nogueras, y de los legisladores que lo acompañaron en aquel momento, la dignidad y la lucha de los trabajadores del banco provincial, que resistieron hasta donde pudieron, y al ciudadano de a pié, aquél que fue simplemente un espectador, pero al cual se lo despojó de un pedazo de su patrimonio y de su futuro”, agregó.
“Las dificultades que hoy nos cuestan afrontar podrían tener otras herramientas y soluciones si tuviéramos ese instrumento que era el Banco de Santa Fe y otros que perdimos en la década del 90”, valoró el gobernador, recordando el proceso de privatización que comenzó en 1991.
Lifschitz dijo que la reapertura de la causa “permitió generar la idea de que teníamos que aprovechar una oportunidad para lograr que avance lo que no avanzó en más de dos décadas, y obtener responsables y condenas. Creo que los santafesinos se lo merecen”.
“Las nuevas generaciones que no vivieron aquella historia merecen conocerla, para no repetirla en el futuro porque las cosas en la historia son cíclicas, por eso tiene valor esta decisión” y señaló que “vamos a participar activamente de la causa, vamos a poner un equipo de abogados y especialistas en delitos económicos para avanzar y acompañar el accionar de la justicia”. El gobernador manifestó que “vamos a poner a disposición de los ciudadanos toda esa documentación que, de manera paciente y laboriosa, la comisión investigadora que dirigía Pichón Nogueras pudo reunir en pocos meses de trabajo, con la colaboración de mucha gente, y que si la justicia la hubiera tomado en ese momento probablemente hoy tendríamos muchas condenas efectivas”. “Todavía estamos a tiempo de hacer justicia, de mantener la memoria y de pensar cómo recuperar el protagonismo del Estado en el desarrollo económico”, agregó Lifschitz.
A continuación, manifestó su reconocimiento a “quién dirigió la comisión investigadora, a los trabajadores y la Asociación Bancaria por su lucha, y que hoy siguen soñando con un banco público, y a los periodistas, que siempre han mantenido una mirada inquisitiva sobre el proceso y que no han permitido que la opinión pública se olvidara del latrocinio que ha ocurrido con el Banco de Santa Fe”.
Condena social
Por su parte, el senador por el departamento La Capital, Emilio Jatón, manifestó que no sabe “si lo que estamos haciendo hoy va a servir para una cuestión judicial pero, por lo menos, necesitamos una condena social”. Además, el senador relató las dificultades para acceder al informe Nogueras. “Cuando fui a buscar los archivos me trajeron tres cajas que tenían todos informes de diarios y la declaración jurada de Pichón Nogueras. Eso sí era público, eso querían que se vea”, agregó.
Echar luz sobre un proceso oscuro
El ex secretario de Hacienda de la provincia, Carlos Fernández, fue coautor de una publicación sobre la privatización del banco en la que se calcularon los costos de ese proceso para la provincia “para quedarnos sin el banco”, basado en las investigaciones de Nogueras. “El proceso de privatización de nuestro banco fue una secuencia que se inició en 1991 y concluyó con la licitación y posterior adjudicación en mayo de 1998 al Banco General de Negocios (BGN) cuyos titulares eran los recordados hermanos Carlos y José Rohm”, relató.
“La privatización del Banco de Santa Fe requirió el previo saneamiento económico financiero del Banco Público, a los efectos de transformarlo en un bien atractivo para el capital privado. Así, después de su saneamiento, el patrimonio neto del banco fue devenido en unidad de negocios a transferir al capital privado, con los inmuebles y créditos en situación normal y los depósitos de sus clientes; y quedando para la provincia los créditos de difícil recupero, por no decir incobrables, y juicios en contra”, detalló. “Con este trabajo nos propusimos echar luz sobre un proceso oscuro, repasando la historia y acompañando con la cuantificación de los costos que para la provincia tuvo el proceso que desembocó en la privatización y luego liquidación. Santa Fe tuvo que pagar para vender; con créditos que fueron tomados por la Provincia, y el último se terminó de pagar en 2010”, recordó.
A su turno, el secretario de Cultura de la Asociación Bancaria a nivel nacional, Luis Ortega, mencionó que “esto es un reconocimiento a la decena de compañeros que perdieron la vida en el proceso de privatización” y recordó que “a este banco lo vendimos por 58 millones (al grupo de los hermanos Rohm) y que, desde el 2010 a la fecha, las ganancias fueron de 5.600 millones de pesos, lo que sería una cifra muy importante para todos los desafíos que necesita la sociedad”.
Por su parte, Cecchi destacó “la capacidad de gestión de un hombre público e intachable como fue Alfredo Nogueras. En la primera reunión con Alfredo (Nogueras) trató de transmitirnos el tremendo peso que había en cada uno de los integrantes y de las instituciones al comenzar los trabajos; y creo que el resultado final de esa comisión esta acorde con la responsabilidad que pusimos hombres y mujeres en terminar con el informe citado”. “Creo que estos decretos van en la dirección correcta de recomponer una relación entre la política y la sociedad que la corrupción había roto”, agregó.
Bermúdez en tanto, autor del proyecto, manifestó que “luchas contra la impunidad de causas como estas y para que los santafesinos puedan saber qué es lo que sucedió con su banco público es el objetivo de este decreto que hoy firma el gobernador Miguel Lifschitz, gesto por el cual todos nos debemos sentir orgullosos”.
Finalmente, Del Frade destacó que “es un orgullo estar en este acto. La historia marca siempre que el pasado está abierto en el presente, y recuperar el banco es recuperar todo lo que nos robaron en la provincia de Santa Fe. Desde la Legislatura pedimos que aprovechen para investigar lo que pasó, por eso este es un día muy importante”, agregó.
Comisión Nogueras
En 1997, un grupo de legisladores santafesinos crearon una comisión investigadora para aclarar las sospechas sobre el vaciamiento que sufrió el Banco Provincial de Santa Fe. El informe de la comisión, que trabajó entre febrero y agosto de 1997, fue entregado a la justicia santafesina, pero la mayoría de las causas estaban prescriptas y cerradas.




+ Noticias

Tercer empate de Central
Los canallas volvieron a empatar. Esta vez frente a Temperley como visitantes. Sólo suman igualdades en las tres fechas del certamen 2017/2018 de primera división.

Tercer empate de Central


En Portada