Domingo 23.07.2017 | 11:38 hs (Sta Fe)


03-07-2017 / Política verde

Rosario construirá un centro para el tratamiento de todos sus residuos

El proyecto prevé el tratamiento del 100% de los residuos para 2020. Entre otras inversiones, incluye una nueva planta para el tratamiento de reciclables, la generación de energía a partir de residuos y mayor infraestructura en el corto y mediano plazo.


Rosario apuesta fuertemente a la gestión y el tratamiento de sus residuos para transformarlos en recursos. Este lunes 3 de julio en la planta de tratamiento y compostaje de Bella Vista, se presentó formalmente el proyecto para la creación de un centro ambiental de tratamiento de residuos. Esto permitirá el tratamiento del 100% de los residuos para 2020, siendo el primer paso de esto la construcción de una planta para reciclables y otra que generará energía.
La municipalidad, que hace ya varios años fijó como prioridad la gestión de sus residuos, busca darle continuidad, pero también una mayor escala a estas políticas públicas. Para ello, y de acuerdo a lo planteado por el plan ambiental Rosario (PAR), desde la Secretaría de Ambiente y Espacio Público local se ejecutan acciones concretas en pos de ese objetivo.
En ese sentido, la ciudad asumió la responsabilidad de valorizar todos los residuos para transformarlos en recursos. Por eso, la ambiciosa apuesta fue presentada por el secretario general, Pablo Javkin, la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, y la subsecretaria de Ambiente, Cecilia Álvarez.
La misma incluye la creación de una planta para el tratamiento de residuos secos, una planta de biodigestión seca, que permitirá generar energía a partir de los residuos y contará con financiamiento provincial, otra de compostaje de residuos orgánicos puros, para poder cumplir con dicho objetivo fijado en los próximos tres años.
La construcción de la planta para el tratamiento de residuos secos será el primer paso de esta nueva etapa, y en los próximos días se abrirá el proceso licitatorio para la puesta en marcha de la misma, que demandará una inversión de 35 millones de pesos. El próximo año se pondrá en funcionamiento, permitiendo que se procesen 10 toneladas de reciclables por hora. Dicha planta será operada por 40 trabajadores y permitirá valorizar los residuos de la ciudad, recuperar y aprovechar los reciclables separados en origen, y disminuir el impacto ambiental de los mismos.
Por otra parte, el municipio también trabaja en alternativas de gestión asociada a nivel metropolitano, que permite a la ciudad contar con infraestructura para tratar residuos mixtos, con capacidad para 150 toneladas diarias.
Con todo esto, la ciudad podrá tratar el 100% de los residuos generados, con beneficios ambientales concretos, poniéndose a la vanguardia en políticas de sustentabilidad y generando a su vez fuentes de empleo genuinas. La mayor parte de esta infraestructura se construirá en el predio donde hoy se encuentra la planta de tratamiento y compostaje de Bella Vista.
Tras el anuncio, la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, afirmó: “Esta suma de proyectos e inversiones son iniciativas que muestran que tenemos como prioridad la gestión de los residuos de la ciudad. Sin lugar a dudas, es dar un salto de calidad y a escala. En este sentido, con objetivos concretos, a través de mecanismos realizables y dándole la importancia que se merece”.
Por su parte, Javkin añadió: "Los rosarinos cada vez toman mayor conciencia de la importancia que tiene separar los residuos, y nosotros tenemos que acompañar a través de mayores servicios e infraestructura. Además, esto tiene un componente social importante, con la participación de recolectores informales que se sumarán al sector formal del trabajo".
“El centro ambiental de tratamiento es una iniciativa ambiciosa que marca un antes y un después en la gestión de los residuos. Esta mejora ambiental se traduce en una mejor calidad de vida en la ciudad y esa es nuestra prioridad”, amplió Borgatello.
A su vez, en cumplimiento a los compromisos asumidos a fines de 2016 y para dar tratamiento a los residuos que no pueden ser valorizados, se envió el pliego de la nueva licitación para la correcta disposición final. Para ello, se prevé dar continuidad al método de relleno sanitario, con la gestión completa de líquidos lixiviados, el venteo de gases de relleno y todas las tareas de mitigación de impactos negativos y monitoreos ambientales (aire, agua y suelo).
Todo esto será acompañado por las políticas de minimización y separación en origen que ya están en marcha en la ciudad. “Creemos firmemente que la separación en origen es el camino que debemos seguir como ciudad, y por eso queremos brindarle a los vecinos todas las facilidades, a través de mejores servicios y más oportunidades para la separación”, añadió Borgatello.
Para ello, el incremento de contenedores para separación de reciclables y la multiplicación de los centros de recepción tienen un papel preponderante, junto a la implementación del sistema de recolección diferenciada denominado Barrios Verdes, que apunta a llegar a que el 38% de los rosarinos estén separando sus residuos en 3 fracciones para 2020.
Planta de clasificación y recuperación de residuos reciclables
Esta estructura permitirá mejorar la selección y clasificación de los residuos de la ciudad, recuperar y aprovechar los residuos secos reciclables separados en origen, y disminuir el impacto ambiental de los mismos. Además, facilitará la recepción de los materiales provenientes de la recolección del programa Separe.
La planta, emplazada en el predio de Bella Vista junto a la planta de compostaje, tendrá capacidad para procesar unas 10 toneladas por hora, y contará con equipamiento y maquinarias para recepción y descarga de camiones de materiales reciclables. Se proyecta también que reciba el material que hoy es rechazado por la planta, pero que aún contiene materiales pasibles de recuperación para su reprocesamiento. Estas operaciones permitirán aumentar la eficiencia del tratamiento de la planta, logrando así una menor cantidad de rechazo enviado a disposición final.
Cabe señalar que esta iniciativa apunta a la inclusión laboral de recuperadores urbanos. Al respecto, para el funcionamiento de esta planta se estima la contratación de alrededor de 40 personas para su operación.
Biodigestión seca
La planta de biodigestión seca permitirá procesar 250 toneladas día de residuos domiciliarios, es decir que la ciudad duplicará la capacidad actual de tratamiento y generará energía durante el proceso que podrá abastecer a unos 2.000 hogares. Asimismo, se incorporarán al menos 20 recolectores informales para realizar tareas de clasificación.
Para su implementación se prevé optimizar el proceso de la planta de clasificación y compostaje e incrementar la eficiencia de la operación. Luego, aprovechando la estructura propuesta, se integrarán a su vez nuevos sectores a la existente, lo cual será posible porque el proceso de biodigestión seca planteado se compondrá de tres fases: clasificación, digestión y compostaje, donde el momento inicial y final son similares a los ya realizados en la planta.
Planta de compostaje de residuos orgánicos puros
Para la fracción orgánica pura se necesitará un tratamiento diferenciado al residuo mezclado. Para tales fines se proyecta una nueva planta de compostaje con una capacidad de tratamiento de alrededor de 200 toneladas por día de residuos orgánicos. Esta planta contará con dos sectores: un primer sector destinado a la recepción, limpieza y acondicionamiento (ante cualquier eventualidad necesaria de limpieza del material recibido); y un segundo sector para la estabilización y compostaje.




+ Noticias

Soja 2017: mayor producción y mejor negocio para el productor
En el centro-norte santafesino, los buenos rendimientos y una mejor calidad de grano -respecto de la campaña pasada- hicieron de la soja un mejor negocio este año respecto del anterior, a pesar de que el precio de venta es aproximadamente un 15% inferior.

Soja 2017: mayor producción y mejor negocio para el productor


En Portada

Rafaela: cesión de 10 hectáreas a la UNRaf
En el salón Verde del edificio municipal de Rafaela, el intendente Luis Castellano y el rector de la Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf), Rubén Ascúa, firmaron el convenio a través del cual el municipio cedió un terreno de 10 hectáreas para la construcción de su sede en esa ciudad.

Rafaela: cesión de 10 hectáreas a la UNRaf

Derrumbe de la producción arrocera santafesina
La cosecha total se redujo 35% en seis años. El lucro cesante para la producción supera los $300 millones. Entre las causas se mencionan aspectos macroeconómico, pero sobre todo el mal uso de la tecnología disponible que derivó en una fuerte infestación de malezas.

Derrumbe de la producción arrocera santafesina