Viernes 20.10.2017 | 16:59 hs (Sta Fe)


08-08-2017 / Llevan tranquilidad a vecinos del sur santafesino

Aseguran que La Picasa no va a inundar pueblos ni cortar la Ruta 14

Fue el desborde de un sector conocido como El Bonete lo que generó confusión en algunos pueblos cercanos. Sin embargo, las autoridades explicaron “no hay posibilidad concreta que el derrame o rebase perjudique un casco urbano”. Las tareas de prevención y operativos de contención que se están realizando en la zona ante una eventual crecida.

Pablo Rodríguez
redaccion@miradorprovincial.com


Luego de que en los últimos días se hablara de un posible rebase de la laguna La Picasa y su hipotética afectación a los pueblos a la vera de la Ruta 14 -principalmente San Gregorio y Christophersen-, distintas voces aclararon el panorama, entre ellas, el propio gobernador Miguel Lifschitz (ver aparte). Fue una laguna propiedad de la multinacional Adecoagro independiente de la zona en conflicto-, que excedió su capacidad operativa por un día, rompió una especie de tapón y provocó el desborde del sector conocido como El Bonete.
Desde entonces, se generaron todo tipo de rumores en el sur santafesino, que ahora son aclarados por diferentes autoridades y conocedores de la zona. Es que si bien la Ruta Nacional 7 sigue cortada entre las localidades de Aaron Castellanos y Diego de Alvear, se están realizando tareas de prevención y operativos de contención para evitar cualquier posible situación de emergencia ante una eventual crecida.
Asimismo, producto de un estudio del Comité de Cuenca, se estableció una línea de escurrimiento de pendiente natural, que serviría para dejar de utilizar la estación de bombeo y que el drenaje suceda por pendiente natural. Se trata de un canal de 6,5 kilómetros de longitud que atraviesa varios campos y termina confluyendo en la Alternativa Norte, que redirige el agua hacia Buenos Aires.
Además, al ser La Picasa una laguna que toca a tres provincias, se está aguardando por una definición del gobierno nacional para que Buenos Aires permita recibir los líquidos que drenan Córdoba y Santa Fe. Y esto es porque la laguna funciona con un sistema de reservorios que regulan la entrada de agua y con dos sistemas para la salida: las alternativas Norte y Sur, respectivamente.
La primera de ellas, regulada por Teodelina, que está bajo la custodia y mantenimiento de la provincia, que la opera y mantiene. Y la Sur, que está en Buenos Aires, actualmente está manejada por una empresa privada concesionada por el gobierno nacional, que se encarga de su funcionamiento.
Sin posibilidad de derrame
El titular del Nodo 5 Venado Tuerto, Diego Milardovich, fue contundente al llevar tranquilidad a los vecinos de esa zona del departamento General López: “No hay posibilidad concreta que el derrame o rebalse perjudique un casco urbano. Quien está afectado es el de Aaron Castellanos al momento, pero esta totalmente controlado. En el lugar se preparó con anticipación una defensa y estaciones de bombeo que permiten evacuar el agua en caso de lluvia”.
Además, el funcionario señaló que según los informes elaborados por especialistas en la materia del gobierno santafesino, no se vislumbran cortes ni complicaciones de ningún tipo en los tramos de la ruta 14. Asimismo, remarcó que el gobernador Miguel Lifschitz decidió la construcción de un canal de apoyo que ya está completamente terminado y a la espera de conectarse.
“El derrame de la laguna hace que el agua ingrese sin necesidad de bombearla al canal de la Alternativa Norte y esté saliendo una cantidad importante de agua, mayor a la que podría sacar el bombeo. Sale por una cuestión natural”, explicó. Y destacó: “Lo que nosotros demostramos desde Santa Fe que simplemente lo que hacemos es un cambio de sistema de un bombeo a un canal de gravedad, pero la cantidad de agua que ingresa a Buenos Aires es la misma”.
Tras cartón, recordó que otra de las medidas que se tomaron fueron las de colocar bloques de hormigón sobre los laminadores que marcan la cota de rebalse de los reservorios seis y siete de La Picasa, lo que permite que el agua que ingrese a la laguna, lo haga de forma lenta. “Proponemos en este sentido que Buenos Aires autorice a conectar este canal de pendiente natural. Y también sugerimos que custodien y manejen una alcantarilla reguladora para que el agua que ingrese no sea mayor al acordado, de cinco metros cúbicos por segundo”, amplió.
Versiones desafortunadas
El titular del Comité de Cuenca de la laguna, Juan Carlos Duhalde, señaló que sobre el rebase de La Picasa se dijeron cosas que no correspondían y que lo sucedido fue una cuestión laminar, “como sucede en cualquier laguna de llanura del país”.
“El desborde por suerte vuelve en el canal Alternativa Norte, con lo cual no está causando efectos aguas abajo por ahora. La cantidad de agua que sale, es entre seis y siete metros cúbicos por segundos. Por eso no hay peligro para los pueblos de la 14 porque el agua hacia arriba no va aunque se bombee”, sostuvo.
Según explicó el dirigente, el agua sale por una cota 105.60 y cualquiera de los pueblos de alrededor está entre cuatro y cinco metros arriba de este pelo de agua. “Hoy no hay problemas en ningún lado. Incluso Junín bajó el nivel de su laguna y dejó salir 140 metros cúbicos por segundo. Lo que va de acá no le afecta absolutamente en nada”, agregó.
Por otra parte, aseguró que en la salida de La Picasa se está hablando del canal derivador que la conecta con los puentes que están debajo de la Ruta 14 y que no van a empezar a funcionar hasta que la laguna deje de desbordar: “Ahí lo conectamos para que empiece a correr. Se están colocando los módulos en los caminos internos de una estancia, en lugar de tubos, que van a permitir fijación del terreno para poder utilizar rápido los caminos que se destruyeron”, se explayó.
Tranquilidad a los vecinos
El presidente comunal de Christophersen, Salvador Soraide, reconoció que el gobierno de Santa Fe está realizando obras continuamente y por eso pidió tranquilidad a los vecinos de su localidad por las raras situaciones que les tocó vivir. “Tenemos que estar tranquilos. Es una laguna de 200 hectáreas de Adeco la que se complicó y fue por un solo día”, indicó.
Soraide admitió su asombro ante la cantidad de agua que hubo el 31 de julio pasado en su distrito y particularmente en la zona conocida como El Bonete: “Afortunadamente fue algo que duró solo un día. A la jornada siguiente, ya estaba normal. Primero se pensó feo, pero no. Pusimos la contención y ahora estamos por colocar un puente para trabajar tranquilos”, aseveró.
Y coincidió con Duhalde y Milardovich: “El agua que llegó no es de La Picasa. Es de la misma laguna de Adeco que pasó por el canal. Desbordó esa cañada, pero no es de la laguna. No tiene nada que ver”.
Santa Fe y Córdoba coinciden en establecer mecanismos de regulación, tanto para el ingreso como en la evacuación del agua de la laguna. En este sentido, la Nación advirtió la posibilidad de estudiar la alternativa de un canal desde La Picasa hacia el río Paraná.
Pero mientras se estudian todas las posibilidades, en un periodo de tiempo corto se establecen medidas más próximas en el corto plazo, como el canal de pendiente natural. La obra puede estar rápidamente en servicio una vez que se logre el acuerdo interjurisdiccional. Buenos Aires debería entonces, entender los reclamos de Santa Fe y Córdoba.

La Picasa: “Hay voluntad política por primera vez en veinte años”

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dijo este domingo a Mirador Provincial que se está avanzando con la Nación en el análisis de la alternativa santafesina que está en estudio y también en el de factibilidad de obras que habría que hacer en la cuenca del Salado, en la provincia de Buenos Aires.
“Están también definidas las obras que habría que hacer tanto en Santa Fe y en Córdoba, como la ampliación de reservorios y la capacidad de retención de agua para disminuir la cantidad que llega a la laguna. Por otro lado, la idea es conformar un comité de gestión de la cuenca para que comience a operar toda la administración, cuando la situación mejore un poco y donde hay que tratar de mantener un drenaje y bombeo permanente, para que cuando lleguen los momentos de mayores precipitaciones, tener capacidad de absorción”, describió en primer lugar.
En este orden, aseguró que se está trabajando con los canales clandestinos, “sobre mecanismos operativos, perfeccionándolos, para empezar a hacer un control mucho más efectivo” y que este “es un tema clave para disminuir el volumen de agua que llega a la laguna”.
“Estamos trabajando en el tema. Necesitamos que el clima nos acompañe y pasar esta situación de crisis para empezar con trabajos que hoy son difíciles por la condición del suelo y el agua. Estamos en el tema, tanto con La Picasa como en Melincué”.
Consultado sobre la recuperación de la Ruta Nacional 7, fue rotundo: “La idea de Vialidad Nacional en la cual ya están trabajando, es hacer un nuevo alteo de la ruta. Recuperarla en un tiempo más breve que en la anterior crecida. Está tomada la decisión, evaluada la inversión necesaria y se está trabajando en el pliego de licitación”, se explayó.
Por último, sostuvo que el Gobierno provincial tiene absoluta conciencia de la situación y compromiso para encarar soluciones de emergencia y de largo plazo, donde la idea es poder trabajar en la cuenca. Cosa que no ocurrió en los últimos 20 años.
“Las tres provincias involucradas y el Gobierno nacional, juntos. Por primera vez hay voluntad política y se generaron los mecanismos institucionales para que eso ocurra. Está constituido el Comité Interjurisdiccional y están las herramientas para encontrar la solución de fondo al problema. Hay que sostenerlas y nuestra decisión es trabajar para encontrar soluciones, que seguramente no serán absolutas, porque es una cuenca compleja y cuando hay condiciones climáticas extremas como ocurrió en los últimos años, siempre se producen situaciones excepcionales. Pero la idea es que tengan un impacto mucho menor del que tuvieron en esta ocasión y que no afecten a la población, sectores urbanos o productivos”, completó Lifschitz.




+ Noticias

Reunión y propuestas para reducir el impacto de las inundaciones
Representantes de cámaras empresarias de Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Buenos Aires plantearon en el Ministerio del Interior de la Nación la necesidad de obtener la facilidades de acceso al crédito ante la difícil situación económica en que se encuentran las localidades afectadas por el agua. También se habló sobre los avances y requerimientos en infraestructura.

Reunión y propuestas para reducir el impacto de las inundaciones

Colón quedó entre los escoltas
Los sabaleros ganaron el sábado y quedaron con 12 puntos, a seis del puntero, Boca Juniors. Derrotas de Unión, Central y Newell’s.

Colón quedó entre los escoltas


En Portada