Viernes 24.11.2017 | 11:56 hs (Sta Fe)


06-09-2017 / Vuelve a producir

La fábrica de botiquines Marinelli pudo reabrir en Venado Tuerto

Si bien la situación de la empresa sigue comprometida, en gran parte por el ingreso de mercadería importada, la reactivación resulta un alivio temporario para el personal.


Patricio Dobal
redaccion@miradorprovincial.com


Hace dos semanas, cuando los empleados y proveedores se encontraron con las puertas cerradas temieron lo peor. Sin embargo, a poco más de 15 días de la paralización los empleados de Botiquines Marinelli SRL de Venado Tuerto -en el departamento General López- recobraron algo de esperanza al poder reincorporarse a la planta que atraviesa una coyuntura adversa.
“La fábrica había cerrado de manera provisoria como una estrategia para ordenar su estructura y poder cumplir con los compromisos salariales”, indicó Darío Mascioli, secretario de Desarrollo Productivo e Innovación de la Municipalidad de Venado Tuerto, sobre lo ocurrido a mediados de agosto.
Aunque desde un principio se dijo que se trataba de una paralización momentánea, el temor a perder el empleo motivó que los trabajadores hicieran una presentación en el Ministerio de Trabajo de la Provincia exponiendo las dificultades de la firma, hecho que luego derivó en reuniones entre el personal y la intendencia de la localidad para evaluar los pasos a seguir.
Vuelta al ruedo
“El hecho de que la empresa vuelva a operar es una buena noticia”, indicó Mascioli a Mirador Provincial, entusiasmado con el encauzamiento de la actividad para la firma que hasta hace poco fue administrada por Alfredo Marinelli, empresario que hoy atraviesa una compleja situación de salud que lo mantiene alejado de la planta.
Nunca los trabajadores fueron despedidos. La estrategia que en agosto pusieron en práctica desde la firma fue la de adelantar las vacaciones a los 30 empleados de la planta permanente, más una decena de personas ligadas de manera indirecta.
El planteo explicado originalmente por allegados al administrador de Botiquines Marinelli SRL había sido el de suspender la actividad en la segunda quincena de agosto ante la imposibilidad de poder afrontar los pagos, y como acción para no aumentar el pasivo de la empresa.
“La empresa tiene un presente difícil que es producto de la coyuntura actual a la que se le suma un problema familiar en la conducción ya que el histórico fundador tiene un problema de salud y no puede estar al frente”, indicó Mascioli, sobre el panorama en la conducción de la SRL que le agrega complejidad al fenómeno.
Botiquines Marinelli tiene más de 50 años de trayectoria y la planta está instalada en el Parque Industrial “La Victoria” de Venado Tuerto. “Las dificultades que existen para que la descendencia del fundador se haga cargo son elementos que hay que tener en cuenta para analizar la situación de la empresa”, agregó el funcionario.
Importaciones que complican
“Nadie niega que el retomar las operaciones para Marinelli es una buena noticia. Ahora el desafío es ver cómo se puede subsistir en la producción, la situación está lejos de ser la ideal”, sostuvo Mascioli sobre la capacidad de la firma de mantenerse activa en el mercado.
El portfolio de la empresa excede los botiquines. Hacen sanitarios, vanitorys, muebles de madera para baños y tapas de inodoro. Sólo en el último rubro mencionado el perjuicio por el ingreso de mercadería de China dinamitó el mercado, por la imposibilidad de Marinelli de competir en precio.
La realidad es similar a las de otras empresas del sector de los muebles que intentan, como pueden, mantener la estructura laboral ante el temor de perder mano de obra que llevó tiempo y dinero capacitar.
El año pasado eran los propios empleados de la firma venadense quienes reconocían un descenso alarmante en las ventas, hecho que sigue siendo un problema mayúsculo para los trabajadores.

Botiquines Marinelli tiene más de 50 años de trayectoria y la planta está instalada en el Parque Industrial “La Victoria” de Venado Tuerto.

“La fábrica había cerrado de manera provisoria como una estrategia para ordenar su estructura y poder cumplir con los compromisos salariales”.
Darío Mascioli
Secretario de Desarrollo Productivo e Innovación





+ Noticias


En Portada