Miércoles 20.09.2017 | 08:11 hs (Sta Fe)


07-09-2017 / Alfonsín en apoyo a los candidatos del Frente Progresista

“Se necesita radicalizar Cambiemos”

El legislador bonaerense cuestionó la pasividad de su partido ante posturas del gobierno. Entiende que la polarización afectó a los candidatos del oficialismo santafesino durante las PASO.


Mario Cáffaro
redaccion@miradorprovincial.com


Ricardo Alfonsín es diputado nacional por el radicalismo bonaerense. Hijo del ex presidente en el retorno de la democracia; fue candidato presidencial en 2011 donde compartió fórmula con el hoy presidente del Banco Nación, Javier González Fraga. En la provincia mantuvo reuniones con dirigentes radicales locales encabezados por Jorge Henn y Leonardo Simoniello y fue a Coronda, Gálvez y San Cristóbal en apoyo de candidatos del Frente Progresista. También asistió al tramo final de la reunión de los lunes del gobernador Miguel Lifschitz tras lo cual habló con Mirador Provincial y otros medios sobre el significado de su presencia en Santa Fe en este tramo de la campaña electoral. “Son tres razones. Primero, me invitaron los amigos del partido, candidatos del Frente Progresista Cívico y Social; en segundo lugar porque el partido decretó la libertad de acción y los amigos con los que hemos compartido años de militancia y una visión del partido ejercieron la libertad a favor de continuar en el Frente, y en tercer lugar, porque compartimos con ellos la preocupación frente al hecho de que el radicalismo en Cambiemos no ha cumplido con su
palabra”.
En la charla discrepó ante lo que considera la decisión de ocultar las diferencias o disimularlas por parte de la conducción partidaria hoy en manos de José Corral. “Esa no es la mejor manera de colaborar con el gobierno ni con la gente. Se necesita radicalizar Cambiemos. Se necesita una influencia mayor de la Unión Cívica Radical en el gobierno”.
Reconoce que el radicalismo siempre tuvo diferencias internas en el marco de denominadores comunes, pero advierte que “en el último año y medio a partir de las posiciones que ha venido asumiendo la conducción nacional ciertas diferencias se han pronunciado”.
En la charla, Alfonsín apuesta a que en poco tiempo más deberá discutirse el sistema de recomposición de partidos en el país. “No creo que las actuales experiencias pueden considerarse como de recomposición del sistema de partidos. Habrá que recomponerlo y allí deberán discutir el socialismo y el radicalismo que les hace falta en términos de representación política a la Argentina y si es posible discutir una estrategia común”. En 2011, Alfonsín llegó tercero en la carrera presidencial detrás de Cristina Fernández y de Hermes Binner. En 2015, la alianza Unen que venían trabajando se deshizo y el radicalismo terminó en Cambiemos y el socialismo en Progresistas.
No sería candidato partidario
A fin de año, el radicalismo deberá renovar autoridades nacionales. “No creo que estén dadas las condiciones como para que pueda conducir el comité nacional alguien que piensa de manera muy distinta a lo que piensa el actual comité. Sí creo que tenemos que dar el debate muy profundo sobre que es lo que ocurrió no solo después de celebrar el acuerdo de Cambiemos, reflexionar si estuvimos a la altura de las circunstancias, si hicimos lo que correspondía para ayudar a los argentinos”.
Sobre la situación de Santa Fe, entiende que en las PASO se nacionalizó la elección y no se votó en razón de cuestiones provinciales. Instó a hacer esfuerzos para que en la campaña se discutan temas para saber que piensa cada partido en temas como reforma laboral, sistema tributario, posible reforma previsional; matriz productiva e incluso relaciones económicas con el mundo. “Creo que hay que abrirse en forma inteligente al mundo y también hacer una protección inteligente”, resume.
Sobre el radicalismo santafesino elude una respuesta directa. “Tengo bastantes problemas con el bonaerense y con el nacional como para meterme acá. Espero que se impongan aquellos sectores que comparten la idea de que es necesario que la Unión Cívica Radical que llega al Congreso mantenga posiciones que tengan que ver con su identidad. Nuestro partido está asociado a la defensa de la república y de los valores democráticos, pero somos tanto o más que el justicialismo en defensa de la justicia social” y para ello considera que la política debe estar presente, que el Estado sea árbitro.
Es duro con la crítica para con dos santafesinos, José Corral, actual presidente partidario, y con Lidia Puig de Stubrin, ex titular de la Convención. Sobre el primero dice que “nunca ví un partido tan alejado de las ideas que identifican a la Unión Cívica Radical, de la razón de ser y de su significado. Probablemente creerá que alejar al partido de esas ideas es lo mejor para los argentinos; tendrían que explicármelo porque lo no lo entiendo. Tendrían que explicarnos porqué hicimos una cosa distinta de la que dijimos que íbamos a hacer”. A la segunda le reprocha haber cerrado la convención al debate interno.
“El partido no funciona. El partido tiene dos órganos de conducción, el comité que es el órgano ejecutivo y la convención que es la que debería ser el cerebro. Esa no se reunió durante 2015 y 2016. Ahora conducido por Jorge Sappia con una visión muy distinta de cuál debe ser el rol de la UCR hacia adentro de Cambiemos. Reclama que se haga cargo de las diferencias, que trate de contribuir en las decisiones, de manera responsable y constructiva como lo hace Carrió y nadie la cuestiona. Podemos hacer lo mismo en cuestiones económicas o sociales. No pensamos igual, estamos en Cambiemos, pero no somos Pro; somos la UCR y esa es la riqueza de Cambiemos. Ahora parece que la unanimidad y la subordinación forzada son los partidos”.

Bonaerense

Alfonsín dice que acompañó el reclamo de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para actualizar el fondo del conurbano. “Acompañé el reclamo, pero tenemos que tratar de acordar entre todas las provincias”, acota. “Hay que discutir la coparticipación primaria porque es mucho lo que el Estado nacional le saca a las provincias”, señaló.

El mito de los gobiernos no peronistas

Para el legislador son sectores hiperminoritarios los que piensan que Macri no tiene que terminar el mandato. No obstante considera “una simplificación decir que no llegan los gobiernos que no son peronistas porque el peronismo en la oposición no hace otra cosa que desestabilizar los gobiernos”. Entonces llama a tener en cuenta los contextos y las herencias que asumió cada gestión. “Los gobiernos radicales siempre tuvimos ciclones en contra” asegura. En cuanto a los frentes políticos que tiene el gobierno dijo que “son los normales. Los gobiernos están para hacerse cargo de los problemas, aunque sea injusto”.




+ Noticias

Aquellos que se la rebuscan vendiendo sus pertenencias
La complicada situación económica que están viviendo muchos sectores vulnerables de la ciudad de Rosario llegó también a los feriantes que ya no cuentan con dinero para poder generar stock de productos para vender.

Aquellos que se la rebuscan vendiendo sus pertenencias


En Portada