Miércoles 13.12.2017 | 17:29 hs (Sta Fe)


01-12-2017 / Informe de la Defensoría del Pueblo

En el año se atendieron 1.115 casos de mujeres víctimas de violencia de género

El número responde al total de situaciones atendidas durante 2017 por los seis Centros de Asistencia a la Víctima de la provincia. De esos casos, 225 corresponden a la ciudad de Santa Fe. Llevan a cabo un trabajo de contención y protección que incluye al entorno familiar.

Mirador Provincial
redaccion@miradorprovincial.com


La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Santa Fe dio a conocer un informe con las cifras de atención a mujeres víctimas de violencia durante el año 2017. Del mismo se desprende que un total de 1.115 mujeres fueron asistidas por esta causa en los distintos centros de atención que abarcan la geografía provincial -aproximadamente 4 por día-, 225 de ellos en el Nodo Santa Fe.
La presentación, que se realizó en la sede de la delegación local, formó parte de la conmemoración del Día Internacional de Lucha por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, celebrado el sábado pasado. En dicho marco, el defensor Raúl Lamberto y funcionarias responsables del área expusieron las estadísticas relacionadas a las mujeres que a causa de situaciones de violencia en su contra, o de sus hijos, recurrieron a la institución en busca ayuda, asistencia y contención.
Este año, la Defensoría del Pueblo inauguró en Vera su sexto Centro de Asistencia a la Víctima y al Testigo del Delito (más conocidos como CAV), el que se suma a los ya existentes en Rosario, Santa Fe, Reconquista, Rafaela y Venado Tuerto. Los CAV fueron creados a través de la ley 11.202, para brindar asistencia integral a las víctimas y a sus familias, entendiendo como víctima a todas aquellas personas en situación de vulnerabilidad, sometimiento, violencia o abuso, aún cuando los hechos relatados no constituyan formalmente un delito. Cada CAV pone al alcance de la comunidad profesionales especializados para contener, informar y asesorar a quienes sufren situaciones de violencia y de vulneración de sus derechos, construyendo respuestas a las necesidades planteadas. En tal sentido, ofrecen un abordaje interdisciplinario e interinstitucional, desde una perspectiva de género y de derechos.
Acompañamiento integral
En los CAV de la Defensoría del Pueblo se realiza un acompañamiento integral de las mujeres que acuden a la institución. Esto implica que, según cada caso en particular, la asistencia se realiza hacia la mujer víctima de violencia y en caso de ser necesario, también a su entorno familiar. Y, a juzgar por los datos brindados en el informe del organismo, el resultado ha sido satisfactorio, ya que más del 50% de las mujeres víctimas de violencia que concurrieron en algún momento a la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, lo siguieron haciendo durante más de seis meses, mientras que el 30% continúa concurriendo a la institución durante más de un año.
Otra de las características que destacan a esta modalidad de trabajo es su interdisciplinariedad: la tarea de asistir a las víctimas de violencia de género requiere del reconocimiento de la complejidad del abordaje y la presencia de equipos interdisciplinarios, compuestos por abogados, psicólogos y asistentes sociales. La asistencia implica una escucha responsable, credibilidad, ayuda, protección y respeto de los derechos de la mujer, además de suponer la ubicación de los profesionales de los CAV en lugares activos, donde puedan sumar su colaboración y creatividad.
La Defensoría del Pueblo es pionera en realizar investigaciones sobre violencia de género, como ser los trabajos de “Ruta crítica” y “Reescribiendo historias entre mujeres”. El primero de ellos es un trabajo que da cuenta del recorrido de mujeres que decidieron enfrentar la violencia que sufrían por parte de sus parejas e iniciar un camino liberador. En el segundo de ellos, se aborda la problemática de la violencia de género y cómo la misma afecta a las mujeres en los diferentes ámbitos de su vida cotidiana: familia, trabajo y tiempo libre.

Protocolo de acción

El CAV de la Defensoría del Pueblo realiza un trabajo de asistencia a víctimas que incluye mayoritariamente a mujeres, niños y personas mayores. En su protocolo plantea como objetivo general contribuir al desarrollo de un servicio especializado que garantice una óptima atención a víctimas y testigos de delitos, desde un enfoque integral, interdisciplinario, de protección de derechos, y perspectiva de género.
Las personas pueden ser atendidas a partir de la demanda espontánea, es decir la que es efectuada directamente por la víctima y también a partir de la consulta o presentación de un familiar, o tercero que manifieste tener conocimiento o presunción que alguien podría estar siendo víctima de algún delito. Igualmente pueden hacerlo por derivación de otros efectores del estado u organismos no gubernamentales, por oficios judiciales y por actuaciones de oficio.

La realidad en números

En el transcurso de 2017, la Defensoría del Pueblo de Santa Fe atendió a 1.115 mujeres víctimas de violencia, según el siguiente detalle territorial por nodos: 613 en Rosario, 225 en Santa Fe, 137 en Reconquista, 70 en Venado Tuerto, 43 en Vera y 27 en Rafaela. Del total de 1.115 de mujeres asistidas, 836 (75%) tienen hijos menores de 18 años; 557 (50%) tiene entre 30 y 50 años; 223 (20%) tiene menos de 30 años. El número representa la atención provincial de 4 casos diarios vinculados con mujeres víctimas de violencia.
El 60% de las mujeres víctimas de violencia que concurren a la Defensoría del Pueblo de Santa Fe no han terminado los estudios secundarios. Los Centros de Asistencia a la Víctima y al Testigo de Rosario y Santa Fe fueron creados en el año 1994 a partir de la ley provincial 11.202, pero su funcionamiento efectivo comenzó en el 1995. Fueron los primeros centros en la provincia de Santa Fe y los segundos en el país.

4 casos por día
Son los atendidos en la provincia de Santa Fe vinculados a mujeres víctimas de violencia.


Reflexión

Para la Defensoría del Pueblo, los años de experiencia de los CAV conducen a la siguiente reflexión: es necesario pensar esta problemática más allá de la asistencia a quienes padecieron o padecen situaciones de violencia. El desafío es proponer acciones que hagan que las mujeres afectadas puedan tener proyectos de vida basados en posibilidades ciertas de inserción social, independiente, para poder elegir sus propios caminos. El trabajo arraigado en la no violencia contra las mujeres, es un compromiso con la sociedad, porque sólo a través del respeto, la palabra, la igualdad y la equidad podremos construir a una sociedad inclusiva para todos.

Los Centros de Asistencia a la Víctima y al Testigo del Delito (CAV) fueron creados para brindar asistencia integral a las víctimas y a sus familias, entendiendo como víctima a todas aquellas personas en situación de vulnerabilidad, sometimiento, violencia o abuso, aún cuando los hechos relatados no constituyan formalmente un delito.

Más del 50% de las mujeres víctimas de violencia que concurrieron en algún momento a la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, lo siguieron haciendo durante más de seis meses, mientras que el 30% continúa concurriendo a la institución durante más de un año.





+ Noticias

Crédito de USD 300 millones para obras de pavimentación
El gobernador Miguel Lifschitz y legisladores provinciales mantuvieron una reunión con representantes del Banco Mundial, quienes confirmaron el éxito de la gestión que realizó el gobierno por una línea de financiamiento para pavimentos en municipios y comunas.

Crédito de USD 300 millones para obras de pavimentación


En Portada