Miércoles 13.12.2017 | 17:21 hs (Sta Fe)


06-12-2017 / Presentaron la reforma tributaria

“Nadie pagará más de Ingresos Brutos en 2018”, dijo Saglione

El proyecto plantea eliminar el concepto de extraña jurisdicción. No hay cambios en Patente. En cuando al Inmobiliario, se prevé un aumento de entre el 25 y 30% según la categoría. Aseguran que el esfuerzo fiscal de la provincia será “mayor” a la recaudación adicional que generaría la reforma.


Mirador Provincial
redaccion@miradorprovincial.com

El gobierno provincial presentó este martes el proyecto de reforma impositiva para 2018 elaborada en el marco de la Comisión de Análisis Tributario que funciona en el ámbito del Ministerio de Economía. El documento de consenso fue firmado por entidades que representan al agro, la construcción, el comercio y los servicios. En cambio, no se sumó el sector industrial.

Según explicó el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, el proyecto respeta e incluye los postulados del Consenso Fiscal, firmado el pasado 16 de noviembre entre provincias y Nación. Sobre esa misma base y en materia de Ingresos Brutos, se propone eliminar las alícuotas diferentes y el concepto de “extraña jurisdicción”, habitualmente conocido como “aduanas interiores”. Por dicho concepto, Santa Fe cobraba a las industrias radicadas fuera de la provincia una alícuota del 4,5%.

Del mismo modo, se plantea como vital la sanción de la Ley Pymes Santafesinas, que garantizará estabilidad fiscal para las empresas consideradas dentro de ese segmento.

En función de ambas premisas, se dispone que las alícuotas aplicadas deben ser iguales o estar por debajo de las establecidas en dicho Consenso Fiscal, al tiempo que los contribuyentes que actualmente pagan una alícuota del 0%, conservarán dicha condición. En términos generales se establece que “ningún contribuyente verá incrementada la presión tributaria” por la aplicación de Ingresos Brutos.

Sector por sector
En cuanto a Ingresos Brutos para el sector agropecuario, se mantiene la situación vigente actualmente. Esto implica que tendrán alícuota cero, pese a que el Consenso Fiscal permitiría aplicar una alícuota del 1,5 por ciento.

En el sector de la construcción, se sostiene la alícuota actual del 2% y se reduce al 3% la alícuota para los servicios conexos (actualmente, es del 3,3%, 3,6% y 4,5% según el tamaño del contribuyente).

Para comercios y servicios, se sostienen las alícuotas vigentes, llevando al 5% la alícuota para Grandes Comercios. En cuanto al régimen simplificado se incrementa un 25% el monto anual de facturación admisible para adherir, la igual que los límites superiores de cada categoría.

En cuanto al sector industrial, se plantea un incremento de la alícuota básica del 0,5 al 2% para las denominadas “grandes industrias”, pero entendiendo que esas mismas empresas -42 en todo el territorio provincial- se verán beneficiadas por la eliminación en el contexto nacional del concepto de extraña jurisdicción. En consecuencia, el eventual aumento del impuesto en Santa Fe se compensaría con la rebaja que puedan obtener en las otras provincias en las que operen, a raíz de la eliminación del las alícuotas diferenciales.

“Ningún sector va a tener aumento de Ingresos Brutos. Justamente, este proyecto se propone estar en sintonía con la ley de Pymes Santafesinas que garantiza estabilidad fiscal para este sector. Además, estamos haciendo un esfuerzo significativo para reducir alícuotas al sector industrial que el año que viene, tendría unos 15 mil contribuyentes pagando menos y unos doce mil pagando lo mismo”, explicó Saglione.

Inmobiliario
En cuanto al Impuesto Inmobiliario se establece para el Rural un aumento progresivo según categoría de entre el 25 y 30 por ciento. Además, se incorpora un “coeficiente de convergencia” para aquellas partidas que presenten mayor distorsión en sus valores catastrales. También, se plantea una reducción del adicional por Gran Propietario rural. En consecuencia, del total de las medidas, el 45% de los contribuyentes tendría un aumento menor a 50 pesos por mes; el 29% un aumento de entre 50 y 208 pesos mensuales; y el 26% restante, un aumento mayor a veinte pesos por mes.

En el caso del Impuesto Inmobiliario Urbano, también se propone un aumento progresivo según categoría de entre el 25 y 30 por ciento. Al igual que en el Rural, se suma el factor de convergencia para corregir paulatinamente las distorsiones.

Como resultado, el 71 por ciento de las partidas tendrán un aumento de menos de 33 pesos por mes en 2018, y sólo el 8% de las propiedades tendrán aumento de más de 120 pesos por mes. Para Saglione, esta reforma impositiva no generará recaudación adicional para la provincia. “Más bien -corrigió, ante la consulta de Mirador Provincial-, yo diría cuál es la magnitud del esfuerzo fiscal que estamos haciendo. Es al revés. Esto supone una reducción de la recaudación respecto del status quo; si mantuviéramos los situación vigente, la provincia recaudaría más que lo que recaudará (con la reforma), en tanto y en cuanto este proyecto sea aprobado. Y precisamente el sector en el que el esfuerzo fiscal es de mayor magnitud es en el sector industrial”, aseguró.


+ Noticias

Crédito de USD 300 millones para obras de pavimentación
El gobernador Miguel Lifschitz y legisladores provinciales mantuvieron una reunión con representantes del Banco Mundial, quienes confirmaron el éxito de la gestión que realizó el gobierno por una línea de financiamiento para pavimentos en municipios y comunas.

Crédito de USD 300 millones para obras de pavimentación


En Portada