Viernes 25.05.2018 | 02:22 hs (Sta Fe)


23-01-2018 / Martín Sivak

“Tuve la necesidad de contar quién fue mi papá”

El periodista es autor de El salto de papá, considerado uno de los libros del año, en el que busca contar cómo fue Jorge, su padre, que se suicidó en 1990. Mirador Provincial charló con el autor.


Con 20 años de trayectoria, es, para muchos, uno de los periodistas más importantes de su generación. Nacido en Buenos Aires, en 1975, Martín Sivak ha colaborado con diarios y revistas de Argentina y América Latina, además de participar en varios ciclos de radio y televisión.

Durante 2017 publicó El salto de papá, una investigación periodística sobre la vida y suicidio de su padre, el banquero Jorge Sivak, y que ya va por su sexta reedición.

En 1997, con apenas 22 años, publicó su primer libro: El asesinato de Juan José Torres. Luego llegaron El dictador elegido: biografía no autorizada de Hugo Banzer Suárez (2001); El doctor: biografía no autorizada de Mariano Grondona (2005); Santa Cruz: una tesis (2007), Jefazo: retrato íntimo de Evo Morales (2008), con el que tuvo su primer “quiebre” en su carrera. Ese trabajo fue traducido al inglés, francés, italiano y chino. Luego llegaría el turno de Clarín, el gran diario argentino (2013), y Clarín. La era Magnetto (2015), dos trabajos que lo confirmaron como uno de los periodistas más importantes del país.

“Fueron libros muy leídos y con buenas reseñas”, cuenta en la charla con Mirador Provincial. “Para mí eso fue muy gratificante porque uno escribe para que lo lean. Fueron trabajos muy distintos al que escribí sobre mi papá; hasta este libro yo siempre había hablado de los otros”.

Papá Jorge
Martín pertenece a una familia que se hizo tristemente conocida en la década de los ’80. Osvaldo Sivak, su tío, fue secuestrado en 1985 por una banda de policías. Encontraron su cuerpo dos años después. El caso ocupó un lugar muy importante en los medios.

Jorge Sivak, su padre, era abogado. Y también dirigente estudiantil, guerrillero urbano e hincha de Independiente. Pero también banquero y comunista. Sí, contradictorio. Un personaje que creía en la nacionalización de la banca y que, como empresario, quiso exportar la ya desaparecida cadena de comida Pumper Nic a Polonia, o naranjas a Checoslovaquia, negocios que nunca se concretaron. El 5 de diciembre de 1990, el mismo día en el que el Banco Central decretó la quiebra de su banco y con un estado depresivo importante, se suicidó tirándose desde un quinto piso.

“Sentía una gran necesidad de contarle a mi hermano y a mis mejores amigos quién fue mi papá”. Esa necesidad surgía en cada fecha del aniversario y se plasmó en un texto que le envió por correo electrónico a Gabriel, su hermano, y a algunos de sus amigos y que en su totalidad le dio forma al segundo capítulo del libro.

“Me costó muchísimo escribirlo. Fue un acto privado, sólo para algunas personas. Cuando lo mandé sentí alivio porque finalmente había podido escribir algo sobre mi papá”. Más allá de ese escrito, nunca había pensado en convertir esa necesidad en un libro. “Años más tarde, cuando mi hijo estaba por nacer, de pronto empecé a sentir el tener que escribir sobre mi papá”.

En ese entonces Sivak vivía fuera del país y escribió una primera parte del libro. “Cuando volví, en agosto de 2010, una amiga, Gabriela Esquivada, me ayudó mucho a trabajar el tema y me dijo que faltaba la voz de mi papá y la mirada de los otros. Ahí me embarqué en esa idea de reconstruir su vida y las razones de su muerte a través de ese reportaje periodístico en el que me fui encontrando con muchas de las historias y de los personajes de su vida. El libro fue muy difícil escribirlo, pero nunca pensé en dejarlo, me costaba y seguía. Fue una larga carrera hasta poder terminarlo y lo logré en mayo de este año (2017)”, relató.

Trayectoria
Sivak ha desarrollado una carrera académica importante. Estudió sociología en la UBA y, a través de una beca, se doctoró en historia de América Latina en la Universidad de Nueva York (NYU).

Sin embargo se define como periodista. “Cuando me registro en un hotel, en el sector de la profesión, escribo periodista, que es de lo que trabajo desde los 18 años. Mayormente los periodistas nos educamos en público, así que traté de estudiar. El haberme formado en sociología e historia me ayudó a complementar la práctica”. Y en su vida ha decidido afrontar un nuevo desafío: la edición de libros. “Asumí la dirección de Paidós, Ariel y Crítica, que son tres sellos de editorial Planeta. Ahora estoy en otro rubro que me gusta muchísimo, que es la de editor de libros. Aunque sigo pensando como periodista”.

Basados en su tesis doctoral, en 2013 y 2015 publicó los dos tomos de la historia del diario Clarín. “Siempre tuve un interés muy genuino por entender a Clarín. No quise hacer ese libro porque veía la guerra que se venía, sino por la curiosidad de ser un periodista político y tratar de entender por qué este diario era tan importante en la política nacional”, y agrega: “El libro se publicó en el medio de un conflicto en el que había que estar en la impugnación o en la defensa de Clarín, y mi libro no intenta posicionarse en ninguno de esos lugares, soy ajeno al conflicto”.

El periodismo


Al ser consultado sobre su visión del periodismo, Sivak no deja dudas. “Lo veo muy complicado, con el agravante de que en estos últimos años hubo muchos puestos de trabajo que se perdieron y empeoraron las condiciones. Los periodistas deben multiplicarse para tener un salario. Por eso creo que las discusiones sobre el futuro del periodismo deberían ser sobre la calidad, no la tecnología. Hacer periodismo ahora es mucho más difícil que hacerlo cuando yo empecé, a comienzos de los ’90”, definió.




+ Noticias

“Acá se eligió que la economía dirija a la política”
El filósofo que logra sembrar profundos pensamientos en teatros llenos escribió un libro donde usa 11 frases para romper estructuras. Su agudeza también apunta al análisis directo de la actualidad y de los nuevos paradigmas sociales.

“Acá se eligió que la economía dirija a la política”


En Portada