Jueves 13.12.2018 | 11:31 hs (Sta Fe)


31-01-2018 / Afecta a unos 40 empleados

Cargill avanzó con despidos en plantas del Gran Rosario

Fueron alrededor de 40 empleados los que este martes no pudieron ingresar a los establecimientos de la agroexportadora en Punta Alvear y Villa Gobernador Gálvez. Desde el gremio hablan de "traición".


Patricio Dobal
redaccion@miradorprovincial.com


Si bien desde el gremio aseguraron que la empresa había prometido no avanzar con los despidos sobre el personal que prefería no acceder a los retiros voluntarios, este martes trabajadores de Cargill de las plantas de Villa Gobernador Gálvez y Punta Alvear se desayunaron con que no podían ingresar a las instalaciones. Así, la firma agroexportadora decidió aplicar cesantías a unos 40 empleados entre los dos establecimientos.

La definición de la compañía desató un paro en Cargill resuelto por el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario (SOEAR) en repudio de la actitud de la patronal y exigiendo la reincorporación de los trabajadores. Al cierre de esta edición no se descartaba intervención del Ministerio de Trabajo de la Provincia dictando la conciliación obligatoria para obligar a las partes a dialogar.

Desde la entidad gremial hablaron de "traición" por parte del gerente de recursos humanos de la cerealera que hace horas al parecer les negó la intención de desprenderse de personal.

"Se trata de 40 empleados en total. De ellos 14 corresponden a Punta Alvear y el resto a Villa Gobernador Gálvez. Los compañeros llegaron este martes a trabajar y en la portería les impidieron el ingreso", relató Sergio Díaz, secretario de prensa del SOEAR, en contacto con Mirador Provincial, sobre la situación que derivó en una protesta en el ingreso de las plantas impidiendo que ningún empleado pudiera entrar. Un panorama similar ocurrió en Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires.

"Estimamos que esto ocurrió porque no hubo gran convocatoria al programa de retiros voluntarios. Frente a la situación actual del mercado laboral, los trabajadores prefieren retener su fuente de empleo más allá de jugosas compensaciones", estimó Díaz, sobre la actitud definida por los gerenciadores de Cargill.

La voz de la empresa
Lo cierto es que a media mañana de este martes la empresa reaccionó y difundió un comunicado reconociendo los despidos y explicando las causas. "Las posiciones serán reemplazadas con nuevo personal contratado como empleados de Cargill en cada una de las zonas y en las mismas condiciones de contratación actuales", indicó la compañía frente a las versiones del sindicato, que expresaban el supuesto interés patronal de adicionar trabajadores, pero bajo condiciones precarias de contratación.

Los argumentos de la cerealera giran en torno a un reemplazo de los puestos por gente más preparada. "El objetivo de esta medida no es la eliminación de puestos de trabajo ni su tercerización, sino garantizar la continuidad de las operaciones de forma efectiva y eficiente, compatibles con los nuevos desafíos del negocio", se podía leer en el parte de prensa.

Cargill reconoció en el comunicado "la desvinculación de un grupo limitado" de personas "de sectores operativos de dichas plantas" y aclaró que los mismos "fueron notificados" sobre la decisión. Dicho planteo se contrapone con lo vertido por Díaz del SOEAR, quien habló de "amarga sorpresa" para los empleados despedidos que aparentemente no pudieron entrar a las plantas por la negativa del personal de seguridad.

Enojo

"Nosotros no estamos en condiciones de analizar ningún mensaje de la empresa luego de que el gerente de recursos humanos a nivel nacional dio su palabra sobre la negativa de despedir compañeros y ahora se desdice. Es una vergüenza", planteó Díaz, quien además remarcó que la reunión con las máximas autoridades de Cargill fue hace pocos días. Ahora la voluntad del sindicato es la de incluir a la cartera laboral en el conflicto.

"Este martes hicimos la denuncia ante el Ministerio de Trabajo porque esperamos discutir en ése ámbito con la patronal después de lo que consideramos una traición", indicó el representante del SOEAR.

En rigor de verdad, Cargill había iniciado un proceso de retiros voluntarios sobre el inicio del 2018 que fundamentalmente se concentraban en la planta de Puerto San Martín, al norte de Rosario. Allí el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Lorenzo logró poner en stand by la decisión de la firma que ahora avanza con cesantías en el resto de los establecimientos de la región.




+ Noticias

Sábado negro para Unión y Colón
Los rojiblancos perdieron con Banfield y los rojinegros cayeron por goleada con Defensa y Justicia. Mirá los resúmenes de los dos partidos.

Sábado negro para Unión y Colón


En Portada

“Es un hecho mafioso; es grave”
El presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez, repudió este lunes los nuevos ataques contra los edificios de Tribunales de la ciudad de Rosario. En diálogo con este medio, el magistrado planteó su preocupación por la recurrencia de los hechos y por la impunidad con la que se manejan los atacantes.

“Es un hecho mafioso; es grave”