Jueves 15.11.2018 | 15:43 hs (Sta Fe)


14-05-2018 / Un emblemático edifico frente a la plaza central

El Municipio rafaelino quiere avanzar con la expropiación de un histórico inmueble

El próximo jueves vence el plazo para que el propietario del emblemático edificio de lo que fueron los Grandes Almacenes Ripamonti presente un plan de mejoras en su deteriorada estructura y de no hacerlo el Ejecutivo iniciará los trámites para su confiscación.


Juan Carlos Scalzo
redaccion@miradorprovincial.com


La derruida construcción de los antiguos Grandes Almacenes Ripamonti está ubicada frente a la plaza principal de la ciudad de Rafaela, y marca un claro contraste con el progreso y la pujanza de esta comunidad del oeste santafesino, y con la importancia y trascendencia que tuvo el lugar para la región al concentrar casi todo el comercio de la colonia rafaelina desde fines del siglo XIX y hasta las primeras décadas del anterior.

Luego de muchos años en los que se fueron cayendo sucesivos proyectos de distinta índole (que incluyeron hasta un hotel) por parte del titular del predio (Luis Alberto García Cullá), como también de promesas de obras y trabajos para detener su arruinamiento, como consecuencia de infinidad de intimaciones, esta vez desde el Ejecutivo decidieron ponerle fin a la situación y no esperar más ante el riesgo de derrumbe que presenta lo que va quedando de su armazón.

Con esta intención, el Gobierno municipal anunció el pasado viernes la decisión de ir para adelante con el proceso de expropiación de los ex Almacenes Ripamonti si es que el propietario (que no reside en Rafaela) no pone en marcha las tareas necesarias para preservación del edificio y de manera urgente.

La novedad fue dada a conocer a través del Secretario de Desarrollo Urbano, Carlos Maina, y por el fiscal municipal, Daniel Galoppo, quienes brindaron detalles sobre los pasos que se seguirán en la búsqueda por encontrar una resolución definitiva a lo que se ha convertido en un verdadero problema para la ciudad.

Intimaciones
Maina informó que a mitad del pasado mes se intimó nuevamente al dueño para que haga las tareas necesarias para preservar el edificio. “Pero a diferencia de otras veces -dijo- esta intimación fue por 30 días. Y en caso de no iniciar un proyecto que contemple estas obras, activaremos los mecanismos necesarios de expropiación”.

El funcionario aclaró que se solicitará al Gobierno provincial que participe en este proceso y aporte los recursos necesarios. Y fundamentó el pedido -que eventualmente se hará- en que “hay numerosos antecedentes recientes, como el Molino Franchino o la casa de las hermanas Cossettini, donde la Provincia se hizo cargo de la expropiación”.

Por su parte, Galoppo recordó que se viene gestionando este tema desde hace más de un año, cuando se encargó la realización de un estudio técnico que determinó los problemas internos y externos que presenta la Recova Ripamonti. “Un informe que estableció, entre otras cosas, la incorporación del vallado en las calles aledañas”, para prevenir a los ciudadanos de cualquier riesgo, dijo.

Tras haberle comunicado al propietario cuáles eran las tareas que se debían hacer en forma inmediata, y habiendo pasado un plazo prudencial, se le dio ahora un plazo de 30 días, que expira el 17 de mayo, para que comience a ejecutar las obras.

“En caso de que eso no ocurra, se iniciará el proceso expropiatorio que podrá ser llevado adelante por acciones municipales propias, con un proyecto de ordenanza que elevará al Concejo y luego a la Provincia para el dictado de la correspondiente ley. O, en su defecto, gestionar que la Provincia se haga cargo de tramitar la expropiación de manera directa para recuperar y poner en valor este inmueble”, describió el fiscal municipal.

Galoppo puntualizó además que durante todo este tiempo, la única respuesta que se recibió del propietario fue la posibilidad de desarrollar un proyecto inmobiliario, de la mano de un profesional de la ciudad. Pero que aún no se presentó nada. Y en caso de que lo haga, se valorará “si es útil para las exigencias que pusimos a partir del estudio técnico”.

De esta manera, quedó abierto la posibilidad concreta de iniciar en los próximos días un proceso que desemboque en la pérdida del inmueble por parte de su propietario y su traspaso al Estado, algo que sería recibido como una buena noticia por toda la comunidad rafaelina.

“En caso de que (el titular del inmueble no realice las obras de preservación), se iniciará el proceso expropiatorio que podrá ser llevado adelante por acciones municipales propias, con un proyecto de ordenanza que elevará al Concejo y luego a la Provincia para el dictado de la correspondiente ley”, dijo el fiscal municipal de Rafaela, Daniel Galoppo.




+ Noticias


En Portada