Sábado 23.06.2018 | 08:53 hs (Sta Fe)


05-06-2018 / Productos regionales

Avellaneda expuso su historia gastronómica

El evento se realizó desde el 18 hasta el 30 de mayo donde reflejaron las comidas de la región de hace más de un siglo. Recrearon tradiciones y expusieron distintos elementos empleados para la cocción.


Mirador Provincial
redaccion@miradorprovincial.com


En días pasados culminó la muestra estática “Platos con historia, la historia en los platos”, realizada en el Museo Municipal de Avellaneda en conmemoración del Día Internacional de los Museos que se celebra todos los 18 de mayo. El evento fue organizado en conjunto con el Museo Etnográfico Juan de Garay, que aportó elementos de distinta índole para ampliar la representación de una idea que comenzó a gestarse desde el año anterior.

Esta ciudad del departamento General Obligado, territorio de la vieja Colonia Ausonia, cuenta con una gastronomía considerada de excelencia en la provincia, heredada de familias friulanas que llegaron a estas tierras hace aproximadamente 140 años atrás con la primera ola de inmigración de italianos.

Fabricio Martinelli, encargado del Museo Municipal de Avellaneda, contó a Mirador Provincial que la muestra tuvo como objetivos evidenciar la historia que comienza con la etnia aborigen abipón que eran cazadores-recolectores y presentar las recetas típicas a través de paneles infográficos y soportes audiovisuales de, por ejemplo, salames, crostui, dulces, mermeladas, maní, garrapiñadas y asado a la estaca. Pero además en exposición estuvieron elementos que fueron utilizados a la hora de cocinar, como el caso de baldes de bronce, “donde se hacían las grandes comidas porque las familias de antes eran muy numerosas, reuniéndose en fogolares”, tal como detalló Martinelli. Algunas ollas mostradas vinieron directamente desde Italia.

Ruralidad
Avellaneda tiene una característica muy arraigada que es la ruralidad y, por ese motivo, en las mesas que intentaron recrear, pudieron haber puesto vajillas de mayor valor económico propias de una familia que vivía en el pueblo y con un poder adquisitivo más importante. Sin embargo, quisieron quedarse con esa idiosincrasia de lo que fue Colonia Ausonia, a decir de Martinelli, “con las sillas de paja, el jarro bien ponderado con forma de pingüino desde donde se servía el vino, además de mostrar distintos elementos que utilizaban nuestros abuelos para la cocina”.

Cómo nació la muestra
El encargado del Museo Municipal de Avellaneda reveló que, si bien tuvo cuna en el Día Internacional de los Museos, también lo trabajaron en conjunto con el programa de turismo que tiene la ciudad, “Descubrí Avellaneda”, donde buscan promover naturaleza, cultura y producción.

A su vez, tanto “Descubrí Avellaneda” como todas las costumbres y todas las fiestas que tienen que ver con la gastronomía -del salame, del agricultor, de la raviolada, del asado a la estaca, por ejemplo-, están incluidas en un programa madre denominado “Agregale valor”, donde el fin es realzar la producción de esta localidad, a través de un trabajo interdisciplinario entre historia, cultura, turismo y producción.

Por último, Martinelli manifestó que hace cuatro años está en el museo y que vienen trabajando mancomunadamente con ese formato entre las distintas áreas, de modo tal que así nació la muestra “Platos con historia, la historia en los platos”, donde además se sinceró y dijo que probablemente sea la primera y única vez que la hayan realizado por ser de carácter estático.




+ Noticias


En Portada