Jueves 15.11.2018 | 17:33 hs (Sta Fe)


25-06-2018 / En el aniversario del Grito de esa localidad

Se inauguró un gran espacio conmemorativo en Alcorta

"Mi deseo en este día tan importante es que volvamos a confiar en nuestros productores, en nuestros empresarios, en nuestros técnicos y científicos, tenemos capacidad para hacer las cosas que hay que hacer", afirmó el gobernador.


El gobernador Miguel Lifschitz participó el lunes 25 del acto de inauguración del espacio conmemorativo y monumento Grito de Alcorta, dentro del 106º aniversario de ese acontecimiento histórico.

La obra, de 400 metros cuadrados cubiertos, cuenta con espacios que rememoran y celebran el Grito de Alcorta de manera presente y activa, sirviendo como ámbito de encuentro ciudadano y chacarero, superando el solemne monumento de antaño.

Por eso, se elaboró un edificio que despliega diversos programas públicos y culturales, auditorio para eventos, cine, teatro y sala de exposiciones permanentes y temporarias sobre la gesta, articulados por un elemento exterior unificador y plegado de escala monumental que carga un fuerte contenido estético expresivo y conmemorativo.

"Es un día muy importante para los santafesinos y para todos los habitantes de Alcorta. Hoy inauguramos este hermoso monumento. Un edificio imponente, llamativo, que tiene el sentido de ser un punto de referencia para las conmemoraciones históricas año tras año, ser un lugar de encuentro, un espacio para las actividades culturales y las vinculadas al sector agropecuario", sostuvo Lifschitz.

El gobernador recordó el contexto en el que se dio, el 25 de junio de 1912 el Grito de Alcorta. "Este es un lugar de conmemoración para los que fueron protagonistas del Grito de Alcorta, aquellos hechos históricos que se produjeron en un país que se desarrollaba, que crecía, eran las disputas de distintos sectores sociales para lograr incorporarse al proceso, para mejores condiciones económicas y mejores derechos políticos y civiles".

"Era un momento de desarrollo, de expectativas, de esperanzas, de una Argentina que era considerada una de las potencias emergentes más importantes del mundo, un gran país exportador. Y en ese escenario se dio el Grito de Alcorta, que representó la lucha de los arrendatarios, de los inmigrantes de los trabajadores del campo, para acceder a la propiedad de la tierra. Y ahí fue cuando surgió la rebelión, porque allí entendieron que ese modelo de explotación agropecuaria no le servía, no les daba el futuro que necesitaban", expresó el gobernador.

Qué fue el Grito de Alcorta
El Grito de Alcorta fue la rebelión agraria de pequeños y medianos arrendatarios rurales que en 1912 se extendió por toda la región pampeana, con centro en la localidad de Alcorta, y que marcó la irrupción de los chacareros en la política nacional del siglo XX, dando origen además a su organización gremial representativa: la Federación Agraria Argentina.

El 25 de junio de 1912 se realizó una asamblea en la Sociedad Italiana de Alcorta, de la que participaron alrededor de 300 agricultores y entre manifestaciones combativas se declaró la huelga por tiempo indeterminado, hasta conseguir, entre otras reivindicaciones, rebaja general de los arrendamientos y aparcerías; entregar en las aparcerías el producto en parva o troje, y contratos por un plazo mínimo de cuatro años.

Presentes
Acompañaron al gobernador, el presidente comunal de Alcorta, Rubén Ranzuglia; el ministro de Obras Públicas de la Provincia, Pedro Morini; la ministra de la Producción, Alicia Ciciliani; el senador por el departamento Constitución, Germán Giacomino; diputados provinciales y nacionales; y autoridades de la Federación Agraria Argentina, encabezados por su presidente, Omar Príncipe.




+ Noticias


En Portada