Jueves 20.09.2018 | 09:56 hs (Sta Fe)


04-09-2018 / Es uno de los principales problemas ambientales

Tratar los residuos ya no es un sueño imposible

El gobierno provincial estima que, con el llamado a licitación respectivo para el nodo Concordia, a fin de año se iniciará un proceso que permitirá que distintas regiones se hagan cargo de la separación en origen, el reciclado y la disposición final de las toneladas diarias de basura que producimos. Así lo indicó el secretario de Ambiente, Martín Barbieri, antes de definir que la apuesta de la gestión Bordet en la materia es a crear conciencia social.

Mirador Entre Ríos
redacción-er@miradorprovincial.com

Martín Barbieri asegura que estudió agronomía porque desde siempre le gusta el campo, la naturaleza, pese a que en su familia de padres trabajadores acostumbrados a vivir con lo justo -y, por temporadas, con menos aún- nadie se ha dedicado a esa profesión ni sin productores. Al recibirnos y hacernos el comentario no deja pasar por alto el hecho de que, los avatares de la función pública, lo hayan depositado en el tercer piso de un edificio de oficinas, en Laprida 465, donde predomina la cerámica, el ladrillo y el yeso.

Junto a los responsables de las áreas respectivas de municipios y juntas de gobiernos, el funcionario viene de participar del Consejo Provincial de Ambiente que, en la última edición, que tuvo lugar en Concepción del Uruguay, reunió a más de 60 representantes. Ese fue el comienzo formal de la entrevista. “Básicamente, pretendíamos que nos conozcan, que estén el tanto de los lineamientos de gestión y de los alcances del plan estratégico ambiental para la provincia, material que les enviamos previamente con la idea de recepcionar sus aportes en la reunión del Consejo”, indicó Barbieri, al consignar que en aquella oportunidad se completó la jornada con talleres en los que se compartió normativa y se promovió el acuerdo acerca de protocolos de actuación. “No queremos perder de vista el resguardo ambiental, pero acompañando a la producción que es el sector que genera trabajo y riqueza”, declaró.

En la charla brota sólo su identidad de militante social, barrial, comunitaria, que es paralela y que se integra a su actividad profesional. Toma de esa fuente la actitud de buscar entenderse, la construcción colectiva y la premisa de darle operatividad a las ideas, según comparte. Sin que medie intervención periodística, por ejemplo, Barbieri elogiará el “trabajo en equipo” que se establece con el subsecretario Lucio Amavet. “Estamos en una coyuntura en la que debemos redoblar el esfuerzo y sentirnos complementados es muy importante”, mencionó.

De lo más a lo menos

Probablemente, “ordenamiento” haya sido la palabra que más veces utilizó: la aplicó al tratamiento de los residuos, a la producción primaria y a los efluentes de la actividad industrial. “Nuestra idea es ir de lo más importante a lo menos, sin abusar de las sanciones sino apostando a fortalecer la conciencia y a que se entienda que hay otra manera de hacer las cosas”, citó, antes de agregar que “toda actividad genera impacto” y que lo relevante es que “entre todos busquemos que sea el menor posible”.

El funcionario subrayará, en otro momento, “la labor con el Consejo General de Educación y las escuelas, para que los propios gurises alfabeticen a sus familias, por ejemplo, en cuanto a la separación de residuos en origen”. Asimismo, Barbieri considerará adecuado destacar que “creemos que un programa de mediano y largo aliento necesita de la participación multisectorial, del INTA y el INTI, los colegios profesionales, las universidades y ONGs”.

Residuos

–¿El de la basura es el problema ambiental más serio?

–Es uno de ellos, sí. Cuando asumimos nos encontramos con cuatro GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos), que comprenden nodos regionales, administrados por consorcios. En ese esquema, cada ciudad tendrá su planta de transferencia, donde se separará lo reciclable de lo que no. Y en cada uno de los nodos habrá un relleno sanitario.

–¿Dónde se localizarán los nodos?

–Uno en Paraná, que incluye también las localidades de Oro Verde, San Benito y Colonia Avellaneda; otro en Concordia, donde llegarán los residuos de todo el departamento; La Paz- Santa Elena, que incluye a San Gustavo, Piedras Blancas, Bovril, Alcaraz, Federal, Conscripto Bernardi, Sauce de Luna, Hasenkamp y Villa Hernandarias; y por último las ciudades que integran la Microregión Tierra de Palmares (Colón, San José, Liebig, Primero de Mayo, Ubajay y Villa Elisa), a la que se podría agregar Concepción del Uruguay.

–¿Qué grado de ejecución tienen?

–Están en etapa de proyecto. Todos tienen un presupuesto asignado, en dólares. Lo que vimos cuando llegamos es que faltaba aceitar la relación con Nación, que es quien administra estos créditos del BID. Hoy, estimamos que antes de fin de año estaremos haciendo la audiencia pública en Concordia, paso previo al llamado a licitación. Paraná está muy avanzado también.

–¿Quién aporta los terrenos para el relleno?

–Los municipios cabecera.

–¿Y para qué se llama a licitación.

–Una parte de los recursos presupuestados es para la capacitación de cirujas, cartoneros o recicladores urbanos, como se le llama hoy día, y para los vecinos del relleno. Porque no es un basural: los residuos llegarán compactados, con un tratamiento previo; se va tapando con capas de tierra, con lo que el olor será mínimo. El resto del presupuesto es para maquinarias, equipos y obra civil.

–En este contexto de producción desmesurada de basura, aparecen los llamados residuos tecnológicos…

–Es verdad. Los aparatos tienen una vida útil cada vez más corta, no sólo los de uso doméstico, sino los industriales, comerciales, de oficinas y hasta los del propio Estado. Por suerte, en Paraná se ha empezado a abordar el problema. Y en Chajarí. Igual, en el esquema de los GIRSU se prevé el acopio de estos residuos y luego se deberán trasladar hasta donde los reciclen.

Productores

Ya dijo Barbieri que la idea del gobierno es no desalentar la producción, sino apostar a que vaya ganando terreno cierta forma de conciencia a favor de prácticas menos nocivas para el ambiente. Pero, qué recepción tiene este proyecto de parte de industriales y productores primarios. “Estamos en un contexto difícil, lo sabemos; de manera que cuando nos presentamos con la normativa ambiental y con protocolos de mayor cuidado ven estas indicaciones como un gasto más, una inversión que no genera un retorno inmediato”, explicó el funcionario, al añadir que “he estado en numerosas charlas con ellos y les sugiero no pensar sólo en el ahora, sino en sus hijos y en los hijos de sus hijos”. Para el entrevistado urge entender que “no se trata sólo de mirar el flujo de fondos de la empresa” sino de “mitigar los efectos para nosotros y las próximas generaciones”.

Una esperanza de Barbieri es que “los más jóvenes tienen otra perspectiva” en virtud de una “educación ambiental” que los ha vuelto “protagonistas de un cambio”. No duda en afirmar que “los gurises son los que le dicen a sus padres cómo separar en origen, por qué no hay que tirar la basura en cualquier lugar ni contaminar los arroyos o el río”.

Luego volvió sobre los empresarios. “Con márgenes exiguos, están priorizando no despedir gente y la idea nuestra es que, juntos, vayamos dando pasitos hacia lo ideal, proponiendo la mejora continua”, indicó, al añadir que “vemos buena predisposición de su parte, a pesar de todo”.

Extractivismo nuestro

Cuando se refiere a explotaciones extractivistas es habitual que se piense en la megaminería y, dado que ese tipo de actividad no está en la provincia, puede llegar a pensarse que estamos a resguardo. Sin embargo, hay recursos no renovables cuya captación y procesamiento es el motor de algunas empresas, a lo largo y a lo ancho del territorio: la arena, las canteras de broza y ripio, la pesca, la propia leña, sin ir más lejos. “Aunque algunas áreas no estén específicamente bajo nuestro cuidado, Ambiente es transversal a las distintas reparticiones y trabajamos con todas: Producción, Planeamiento y Obra Pública, Energía, Salud”, explicó al aseverar que “algunos considerarán que dilatamos los trámites pero en todos los casos aportamos nuestra mirada para que los proyectos, procesos y expedientes salgan enriquecidos y nos aseguremos de generar el menor trastorno posible”.

Tapar el sol con las manos

“¿Es posible ponerle un freno al desmonte?”, se quiso saber. “Venimos de una etapa en que el precio de la soja en el mundo expandió la llamada frontera agrícola y, consecuentemente, achicó la superficie de monte nativo”, prologó Barbieri, no sin reparar en que “es un tema vasto, que simplemente semblanteo”, más allá de lo cual expresó que “al caer los valores internacionales, muchos productores vuelven a pensar en explotaciones agropecuarias menos nocivas”. Para el funcionario, “el desmonte y la erosión de los suelos ha sido la cara y ceca de una misma moneda”.

En el cambio, “el suelo pierde capacidad de absorción de humedad y así se explican ciertos fenómenos de crecientes e inundaciones impensadas en otra época”.

El entrevistado aclara que “si se hiciera rotación de cultivos o las obras de sistematización de los campos, se mitigarían los efectos”, pero “no es lo que suele ocurrir”. Luego, comentó que “junto a Producción tenemos que ver cómo implementar la Ley Bonasso, por la que se gratifica a los productores que presentan un plan para sostener el monte nativo, lo que es perfectamente compatible con la ganadería, por ejemplo”.

Por último, dijo que “sabemos que hay desmonte, no vamos a tapar el sol con las manos; para ello ponemos a disposición todo el control de nuestra parte, pero la concientización es el secreto de todo buen resultado”.

Árboles para todos

En la previsión de quienes imaginaron el Programa “Arbolando mi lugar” estaba la de entregar entre 8.000 y 10.000 árboles nativos. En el acto por el Día del Ambiente, el 5 de junio, los pedidos fueron tantos que terminaron distribuyéndose 17.000.

El caso es que, a esta altura, ya se repartieron ejemplares o vouchers por casi 35.000 en distintas ciudades de la provincia, a veces demandados por el municipio, otras por entidades intermedias. “La recepción ha sido espectacular, en todos los departamentos: imagínese que tenemos una lista de espera porque dependemos de que el vivero nos entregue los plantines”, especificó, al señalar que “creemos que en breve llegaremos a los 50.000 árboles entregados”.

“Sabemos que es imposible revertir el proceso de desmonte, pero con estas acciones contribuimos a recuperar algo de lo perdido; y en las ciudades, estudios serios aseguran que un buen arbolado lima los rangos de temperaturas extremas hasta en 4 grados, tanto en invierno como en verano”, completó.


+ Noticias

Unión ganó y sigue en el lote de arriba
Los rojiblancos vencieron a Talleres el domingo. Colón fue goleado por Independiente y Newell’s igualó con Belgrano. Central juega este lunes. Mirá los resúmenes de los tres partidos.

Unión ganó y sigue en el lote de arriba

Central cayó en el Gigante
El equipo de Edgardo Bauza cayó frente a Defensa y Justicia de Florencio Varela. Mirá el resumen oficial del partido.

Central cayó en el Gigante


En Portada