Sábado 17.11.2018 | 07:46 hs (Sta Fe)


24-10-2018 / Nuevo predio para el área industrial

Una apuesta al crecimiento

Con el objetivo de potenciar el desarrollo de la ciudad y generar más puestos de trabajo, la Municipalidad de General Ramírez tomó posesión del predio de 23 hectáreas para la ampliación del Área Industrial. Se adquirieron recientemente cinco nuevos vehículos y nuevas maquinarias para mejorar la prestación de servicios.

José Prinsich
redaccion-er@miradorprovincial.com

El crecimiento productivo e industrial de General Ramírez, en los últimos años, ha ido de menor a mayor y los números dan cuenta de ello. Anualmente se producen 65.000 cubiertas recapadas, 60.000 toneladas de alimento balanceado, 25.000 aberturas de aluminio y 130.000 cabezas de ganado. La Capital Provincial de la Juventud tiene, sin lugar a dudas, una ubicación estratégica ya que, junto a localidades vecinas, conforma un núcleo productivo importante, además de mantener cercanía con las grandes ciudades y puertos.

La adquisición de un nuevo predio para la ampliación del área industrial será un hito histórico para los ramirenses, ya que no solo continuará con el desarrollo local sino que, además, generará muchos puestos de trabajo. La semana pasada se llevó adelante la toma de posesión de las 23 hectáreas para, posteriormente, continuar con todos los trámites que hacen al reconocimiento del área.

En diálogo con Mirador Entre Ríos, el intendente Gustavo Vergara dejó en claro que “ésta es la continuación de un proceso que se inició el año pasado cuando entablamos las negociaciones con el Nuevo Banco de Entre Ríos. Luego de la autorización que obtuvimos del Concejo Deliberante para la toma de un crédito de $8 millones pudimos empezar el proceso de compra y la adquisición del predio”.


El mandatario municipal expresó su enorme alegría: “Es un día muy anhelado no solo para la gestión sino que es la consolidación de un proyecto para la ciudad. Nosotros, en la plataforma electoral, lo planteamos como un objetivo a cumplir y gracias a Dios lo podemos materializar”. Por su parte, Pablo Omarini, secretario de Gobierno, manifestó que “gran parte de lo que Ramírez pueda hacer en los próximos 20 o 30 años depende de lo que podamos desarrollar en estas tierras. Estamos felices por el logro obtenido, no ha sido un camino fácil, pero en ningún momento tuvimos dudas de que íbamos a llegar a este resultado. Esto es un logro de todos los ramirenses”.

La génesis de las gestiones

A fines del año pasado, Gustavo Vergara acompañado por Omarini, el senador Omar Schild y demás funcionarios municipales, firmaron la compra de 23 hectáreas para ampliación del área industrial. La operación se concretó mediante un préstamo del Banco de Entre Ríos, por un monto de $8 millones a pagar en 60 cuotas, con 12 meses de gracia para el pago de capital. La tasa pactada es variable, BADLAR + 4,5%.

La adquisición es resultado de una serie de acciones que incluyeron reuniones con la entidad bancaria, empresarios locales, funcionarios provinciales y nacionales, además de la dificultosa búsqueda de antecedentes en los archivos municipales. Entre la documentación recuperada se destaca un estudio técnico realizado en 1992 por el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y compilado en cuatro tomos.

Ramírez cuenta actualmente con lo que se denomina área industrial. Alcanzar la condición de parque industrial implica que las empresas cuenten con servicios comunes tales como captación y distribución de agua, sala de primeros auxilios, servicios bancarios, correos, comunicaciones, entre otros. También se exige que los parques tengan tratamientos comunes de sus afluentes que son altamente contaminantes, a través de la ley 6.260, que establece controles para preservar el medio ambiente.

Asimismo, un parque industrial debe contar con un reglamento interno y un ente administrador que puede ser de carácter municipal, privado o mixto. “Otros beneficios, son la posibilidad de contar con fondos para el desarrollo de la infraestructura del parque que ya estamos gestionando ante el gobierno nacional, y la existencia de promociones impositivas para las empresas, tales como reducción de impuestos provinciales”, indicó Vergara.

Requisitos y expectativas


La ampliación del área industrial es, en palabras de los propios miembros del Departamento Ejecutivo Municipal, una prioridad en la agenda como así la fue el traslado de las lagunas cloacales y el saneamiento del basural a cielo abierto. Pablo De Iriondo, director de Asuntos Legales del municipio, argumentó que “el fin de estas parcelas es netamente industrial, así lo establece la ordenanza. Estas tierras no se pueden aplicar para el loteo de viviendas residenciales”.

“Junto a la provincia, estamos trabajando en el reconocimiento del área industrial como parque industrial, lo que conlleva una serie de requisitos. Además hicimos las gestiones de un subsidio en Nación para la infraestructura que necesita el lugar. Después tenemos que pensar en el formato legal que se le va a dar al predio, en cuanto a su administración y el rol que tendrá el sector privado. Tenemos programado visitas a otros parques industriales de la región para observar su funcionamiento”, sostuvo el intendente.

En el 2016, a los primeros meses de gestión, se realizó una convocatoria formal con los aspirantes a adquirir parcelas en el predio. “Con mucha alegría recibimos un montón de solicitudes y esto demuestra el interés de los empresarios ramirenses, lo que nos dio un mayor espíritu para llevar adelante esta tarea”, sostuvo Flavia Pamberger, secretaría de Relaciones con la Comunidad, quien recordó que en tal oportunidad se presentaron cerca de 20 proyectos.

Megalicitación, sin antecedentes

En continuación con el plan de capitalización, el municipio de General Ramírez adquirió recientemente cinco nuevos vehículos y maquinarias 0 Km (camión Ford Cargo, motoniveladora New Holland, minicargadora Caterpillar, Vibrocompactador Titanium e Hidroelevador de arrastre). Los mismos son necesarios para mejorar la prestación de servicios a los vecinos. La compra se realizó a través de una licitación pública sin antecedentes en la ciudad, en la que participaron 27 empresas locales y de diversos puntos de la provincia.

Al respecto, Vergara manifestó que “estamos muy conformes con todo el proceso de compra. Estamos haciendo una gran inversión en maquinaria pesada, reequipando la Municipalidad, quizás con la compra más importante en volumen, cantidad y calidad. Con esto podemos mejorar la ejecución de obra pública y, sobre todo, la planificación que es una de las dificultades que hemos tenido por no contar con las herramientas necesarias”.

La compra debió ser aprobada por el Concejo Deliberante, a través de la Ordenanza Nº 2413, que autorizó al Departamento Ejecutivo Municipal a solicitar financiamiento al gobierno de la provincia por 483.854 dólares.

Los nuevos vehículos vienen a reemplazar a las maquinas existentes que, a causa de su antigüedad, exigen continuas reparaciones. El municipio destinaba muchos recursos en el alquiler de servicios para el compactado de calles, desde ahora estos trabajos serán concretados por personal municipal. Algunas de estas adquisiciones, tales como la minicargadora o el vibrocompactador, no existían dentro de la dependencia municipal y resultan necesarias para desarrollar trabajos tales como el retiro de escombros, carga y descarga de materiales o trabajos en las redes de agua o cloacas.


+ Noticias

Cambiar rápido la matriz energética, tema de trabajo en la Región Centro
Autoridades de la Región Centro y del Consejo Federal de Inversiones organizaron una jornada sobre integración energética entre las tres provincias. A 413 días del comienzo de la década del ’20, el cambio de la matriz energética es una cuestión urgente y crucial para el mantenimiento de la competitividad de las empresas entrerrianas, cordobesas y santafesinas.

Cambiar rápido la matriz energética, tema de trabajo en la Región Centro


En Portada