Sábado 17.11.2018 | 08:38 hs (Sta Fe)


29-10-2018 / Control cualitativo de gastos y recursos

Los hilos menos visibles del presupuesto 2019

La expresión “en lo formal, presentamos el presupuesto 2019 pero en realidad se trata de una planificación que da cuenta de los últimos tres años de gestión”, que el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Hugo Ballay, compartió en una charla con Mirador Entre Ríos, refleja la existencia de una serie de hilos que unen las partes del proyecto enviado a la Legislatura.

Mirador Entre Ríos
redacción-er@miradorprovincial.com

Las personas dedicadas al análisis estadístico y de variables económicas utilizan un lenguaje específico con la misma familiaridad con que un cocinero mezcla ingredientes, combina colores e integra sabores. Por eso siempre es conveniente repasar las implicancias de expresiones tales como “calidad del gasto y los ingresos” o “criterios de justicia por encima incluso de los fríos resultados registrales”. En efecto, se trata de una tarea tal vez ardua, pero necesaria. Así, “qué encierra el presupuesto 2019”, resulta ser un buen disparador para charlar con el ministro Ballay, en una entrevista que pretende instalarse en esos hilvanes que suelen pasar desapercibidos.
“Primero, hubo una modificación al sistema tributario provincial y un cambio de actitud desde la ATER en base a criterios de justicia, que ha permitido por un lado aumentar la recaudación global y, en paralelo, eximir totalmente a los jubilados del pago del Inmobiliario (para quienes tienen única propiedad y determinados ingresos)”, señaló, al repasar que “salimos a buscar metros cuadrados sin declarar en las construcciones y nos encontramos con diferencias notables entre la realidad y lo registrado en los municipios y en la Provincia” y que “también nos enfocamos en otro sector con capacidad contributiva, como el de los propietarios de embarcaciones”.

Estos cambios en la estructura tributaria generaron un notorio oxígeno. Desde la perspectiva de Ballay, respondieron a los criterios del Consenso Fiscal, suscripto en noviembre de 2017. En los hechos, en el caso de Ingresos Brutos, se tradujo en cierta progresividad (mayores alícuotas a los de mayor facturación) en virtud de la aplicación de los parámetros incorporados en la ley PyME (en los que se cruza la variable personal empleado con la de ventas).

Asimismo, el funcionario recordó que un reclamo ante la Nación de los gobernadores, con Gustavo Bordet a la cabeza, derivó desde 2016 en la restitución gradual (3% por año) del 15% de coparticipación federal de impuestos que las provincias ceden desde 1992 para el sostenimiento de la Administración Nacional de Seguridad Social. La reposición por ese concepto será del 12% en 2019 y alcanzará el total acordado en 2020. Ballay también ponderó positivamente que “en todos los Consensos fiscales” firmados Entre Ríos no haya resignado recursos y que “incluso en la discusión del presupuesto 2019 esa bandera no se haya arriado”.

En la balanza

Ante una consulta, el entrevistado aceptó que “los recursos federales, de alguna manera acompañan el índice inflacionario”, más allá de que “por la falta de actividad en estos meses la coparticipación esté algo por debajo”. Destacó que “así y todo, en medio de esta situación, estamos presentando un presupuesto provincial con equilibrio fiscal y superávit como no ocurría desde hacía 20 años”.

Completó el esquema con otra apreciación. “Para 2018, la ley de presupuesto nos autorizaba un endeudamiento de hasta 6.847 millones de pesos y, al día de hoy, tomamos 600 millones con un Fondo Fiduciario, que depende del gobierno nacional, es decir, no nos endeudamos con ninguna entidad nacional o internacional, con bancos, mediante títulos ni nada; ni en dólares ni en euros”, describió. Al contextualizar, indicó que la provincia en ese sentido “ha venido definiendo un perfil de marcado desendeudamiento” y que esa tendencia “se profundizará hacia el ejercicio 2019”, en virtud de que “se viene cancelando más deuda de la que se toma”.

–¿Puede referenciarse la deuda pública en relación al Producto Bruto Geográfico?

–Midiendo el total de la deuda en términos del PBG estimado, podemos decir que al cierre del ejercicio 2017 era del 9,62%, al cierre de 2018 será de 7,88% y estimamos que será de 7,01% al cierre de 2019.

–¿El proyecto 2019 prevé autorización para endeudarse?

–Sí, 3.570,28 millones de pesos.

–¿Destino?

–Es para afrontar una parte de los vencimientos. Se trata de una previsión, que podrá tomarse total o parcialmente conforme las necesidades financieras y las condiciones del mercado.

Hacer memoria

Cada tanto, el ministro Ballay repasa sus papeles. Es como si no quisiera dejar de decir algunas cosas que tiene apuntadas, más allá de responder a los interrogantes. “Por fuera de las cuestiones fiscales, el propio Gobernador ha definido que para esta gestión es prioritaria la inversión en Desarrollo Social y Salud y así se refleja en el proyecto de presupuesto”, refirió, no sin hacer notar que “lo proyectado para el caso del Ministerio de Salud, cuyas partidas reflejan un crecimiento por encima del promedio, se corresponde con la necesidad de suplir los recursos que el Estado nacional dejó de enviar ya este año”. Con Desarrollo Social pasa otro tanto: la previsión aumentada tiene que ver con que la alícuota con la que se financiaba la ley 4035 va camino a eliminarse, pero no su cobertura; de manera que hay que afrontar esa erogación con Rentas Generales.

“Más allá de que se ha prometido una compensación de parte de la Nación, lo cierto es que hace dos meses que ya no existe el fondo sojero como tal, dinero que se destinaba plenamente al financiamiento de obra pública”, mencionó Ballay, al puntualizar que “el proyecto de presupuesto contempla recursos para que esos emprendimientos se realicen”. Ante una consulta puntual, aceptó que “pudo haberse frenado el ritmo de alguna obra”, pero que “lo importante es que finalmente se hará”. En el mismo sentido, “se postergó gran parte del vencimiento del Inmobiliario Rural, por la emergencia, que es uno de los pilares de Vialidad, pero igual se mantiene el esquema de trabajo de reparación y mantenimiento de caminos”.

–¿Qué los dicen los empresarios y productores sobre la marcha de la economía?

–La situación no es la ideal. Cadenas de valor importantes como la arrocera, la avícola, la maderera, la láctea están pasando momentos muy difíciles pero por la macroeconomía. Son decisiones del gobierno nacional las que las afectan. No queremos sacarnos el lazo de encima, pero es así: el tipo de cambio, la inflación real en dólares, la combinación de recesión con la necesidad de importar insumos, el aumento abrupto y notable de servicios como la electricidad y gas natural o el costo de los combustibles.

Ante este panorama, la orden del Gobernador fue profundizar el diálogo con los sectores, en la posibilidad de morigerar los efectos con medidas provinciales y eventualmente acompañar los planteos con gestiones a nivel nacional.

–Usted sostiene que el Estado se va transformando, ¿se puede ver hacia dónde irá en el 2019?

–Si algo tiene este proyecto de presupuesto es que sus variables se cumplen. No está dibujado: tiene superávit primario y financiero.

–¿Qué sería?

–Para el cálculo del primario no se consideran los servicios de la deuda; en el financiero, sí. Y en ambos casos es superavitario.

El segundo aspecto en el que quiero detenerme está referido a la planta de personal. Venía aumentando entre un 2,5 y un 3% promedio y ya el ejercicio 2018 va a terminar con un decrecimiento (-0,3 o -0,5%). Este proceso se está dando sin abandonar las responsabilidades ni los programas, incluso haciéndonos cargo de asuntos que venía tramitando la Nación. Y, además, sin despedir a nadie. Estoy seguro de que este aspecto, si logramos mantenernos, nos dará previsión más allá del 2019. Hay que tener en cuenta que en 2020 se incorporará otro 3% de coparticipación; en fin, hoy vemos con claridad la luz al final del Túnel.

Espacio federal

Un grupo de ministros, pertenecientes a gobiernos de un mismo sector del peronismo, entre quienes se encontraba Ballay, viene reuniéndose desde el inicio de la gestión, a veces para lamerse las heridas, otras para imaginar estrategias comunes. De los últimos encuentros ya participaron 19 responsables de carteras económicas provinciales, prácticamente todas las no oficialistas. Ese colectivo tiene en su haber algunos logros, lo que fortaleció la cohesión interna. El entrevistado las detalla pero se detiene en la relación con la Nación. “Rescato ante todo la comunicación con el Ministerio del Interior (a cargo de Rogelio Frigerio) y con la Secretaría de Hacienda (cuyo titular actualmente es Rodrigo Pena) que han sostenido un tipo de diálogo que posibilitó arribar a acuerdos razonables”, citó, al señalar que a las provincias “el contexto macroeconómico nos afecta de manera diferente”. No es la única distinción que produjo: las hay con cuentas equilibradas y en procura de alcanzar ese objetivo; algunas ya no tienen cajas de previsión, otras las administran aún y, dentro de ese grupo, hay al menos tres situaciones diferenciales. Por fuera de toda particularidad, Ballay se apoya en una convicción compartida: “Nadie discute que el equilibrio fiscal es una meta saludable; el tema es cómo se alcanza, a qué sectores se afecta más, a quiénes menos y por qué”.

La Caja, en rojo

Un asunto delicado dentro de la administración provincial está referido al impacto económico financiero, presente y futuro, de la Caja de Jubilaciones. “El déficit previsional previsto para 2019 es de 8.000 millones de pesos”, indicó Ballay, no sin referir que, por la firma de sendos convenios, la Nación producirá una transferencia mensual de fondos para compensar el rojo instalado. “Gracias a una negociación sostenida por el equipo de gobierno que conduce Bordet, el ANSES nos cubriría el 50% de ese déficit, lo que ayudará a mejorar los números globales de la provincia”, puntualizó.
Ante una consulta referida a una probable reforma del sistema previsional entrerriano, el entrevistado respondió que “no hay ningún borrador dando vueltas”, más allá de que “personalmente” le preocupe “la tendencia a corto, mediano y largo plazo de los números de la Caja, en un contexto en el que la expectativa de vida es mayor y decrece el número de aportantes”.
Ante la insistencia periodística, Ballay manifestó que “se analizan los números, permanentemente; pero no hay un proyecto de ley agazapado a la espera de ninguna situación especial”.

Sobre la Uader

La Universidad Autónoma de Entre Ríos desarrolla una valiosa labor social, educativa y ciudadana, pero a la vez es una estructura exigente desde el punto de vista presupuestario para cualquier ciclo económico, mucho más en uno recesivo.

“Sí, claro que nos preocupa”, dijo el ministro Ballay, cuando se lo consultó al respecto. “Lo hemos charlado con el rector (Aníbal Sattler) porque las pautas de crecimiento que le terminamos reconociendo no son las que quisiéramos ni las que ellos desean”, expresó. “Particularmente, entiendo que existe un derecho individual de parte de los estudiantes de toda la provincia pero hay que entender que cada carrera significa una estructura de costos (de funcionamiento, administrativa, docente) que debe tener un correlato en la respuesta social que efectivamente produce”, expuso. “No nos amparamos en un criterio fiscalista sino que intentamos que se analice la calidad del gasto, tal como hicimos nosotros desde el Gobierno; y en ese sentido fue el pedido que le formulamos respetuosamente al Rector”, agregó.

Entre dos fuegos

“El responsable del armado del presupuesto nacional es el gobierno nacional: no somos las provincias ni los legisladores que, por otra parte, tienen una mínima capacidad de incidencia”, señaló Ballay, no sin subrayar que “si dependiera de nosotros, seguramente haríamos otro presupuesto”. Como también acotó que “el peor error es no aprobar el presupuesto 2019”, el diálogo en torno a esa observación buscó precisiones.

–Porque si el gobierno nacional no tiene presupuesto 2019, el Congreso le termina dando una herramienta de enorme poder como es la reconducción del presupuesto 2018. En esa hipótesis, sólo considerando los niveles inflacionarios, tendría un 40% de recursos a su disposición que podría aplicar discrecionalmente, mientras a los recortes -como hemos visto a lo largo de este año- los aplican igual.

Para nosotros, lo más importantes entonces es que los legisladores se concentren en que la ejecución del gasto se corresponda con lo presupuestado: es un trabajo de hormiga, silencioso, no sirve para hacer prensa, pero es enormemente más valioso para la provincia en su conjunto.


+ Noticias

Cambiar rápido la matriz energética, tema de trabajo en la Región Centro
Autoridades de la Región Centro y del Consejo Federal de Inversiones organizaron una jornada sobre integración energética entre las tres provincias. A 413 días del comienzo de la década del ’20, el cambio de la matriz energética es una cuestión urgente y crucial para el mantenimiento de la competitividad de las empresas entrerrianas, cordobesas y santafesinas.

Cambiar rápido la matriz energética, tema de trabajo en la Región Centro


En Portada