Miércoles 12.12.2018 | 00:02 hs (Sta Fe)


02-12-2018 / Especialistas monitorean la zona

Preocupación en Diamante por la aparición de grietas en la costanera

El desplazamiento de la arcilla en la base de la barranca generó rupturas en el camino costero. “Ahora el problema principal no está arriba sino abajo”, advirtió a Mirador Entre Ríos Ernesto Brunetto, investigador del Conicet.

Tomás Rico
redaccion-er@miradorprovincial.com

“Hay un problema serio porque se está moviendo mucho la arcilla en la zona de la costanera, es decir en la base de la barranca. Ahora el problema principal no está arriba sino abajo”, aseveró Ernesto Brunetto, investigador del Conicet en el Centro de Investigaciones Científicas y de Transferencia de Tecnología a la Producción, en diálogo con Mirador Entre Ríos, quien junto a otros investigadores del Conicet, del Servicio Geológico y Minero de Argentina (Segemar), y de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), llegaron a Diamante a estudiar la situación geológica luego del desprendimiento de 130 metros de barranca ocurrido a principios de octubre y que puso en vilo a 62 familias de la zona del Cristo Pescador.

“Es llamativo porque está toda la costanera con una cantidad de grietas inmensas. El principal diagnóstico lo hizo la gente del Segemar. La arcilla se está expandiendo y se está yendo hacia el río, lo que genera que se agriete la zona, por ejemplo ya se agrieto una parte del camino de la costanera y un sector está cortado. Esto se intensificó ahora porque no es que se estaba rompiendo permanentemente”, advirtió.

Estos movimientos fueron caracterizados por Brunetto como “eventos que forman parte de una evolución cíclica en la cual el frente de la barranca va retrocediendo hacia el interior del terreno”.

En vistas al peligro estructural, que puede generarse entre la barranca y el río por estos fenómenos, el especialista señaló que se harán estudios más profundos de la evolución “de cómo puede evolucionar el problema en el mediano plazo, es decir otros desprendimientos en zonas similares o continuando los que ya se desprendieron, y además hacer un monitoreo para observar que no haya nuevas fracturas cerca o fuera de ese lugar”, comentó.

Trabajo a largo plazo

El seguimiento integral que realizan los grupos de investigación es para asesorar al municipio diamantino en los pasos a seguir y para que puedan elaborar un plan organizado para el área urbana y sobre todo en los barrios costeros.

Según Brunetto, el trabajo que debe hacerse es largo plazo, para el cual hay varias medidas, “evitar que se cargue de agua la barranca con un buen funcionamiento de los servicios, es decir evitar las pérdidas de las redes de provisión de agua y desagües pluviales y cloacales”, analizó.

Situación actual del desprendimiento

“El bloque grande ya se desprendió y quedan algunas fracturas marcadas que podrían desplazarse con las futuras lluvias”, indicó Brunetto sobre la situación actual del desplazamiento de 130 metros y puntualizó que hacia el interior del terreno “la fractura principal, que limita con el bloque desprendido, se encuentra a una distancia de hasta 15 metros”.

Varios de los vecinos del barrio Urquiza que habían sido evacuados por el peligro de derrumbe ya volvieron a sus hogares a pesar de la incertidumbre que genera la situación. De igual manera, desde el gobierno local continúan con guardias mínimas en el barrio y se provee a las familias de asistencia a través de Desarrollo Social, Servicios Públicos y Bomberos.

Posibles soluciones

Ante la consulta si la solución al problema es hacer obras de drenaje y contención sobre las barrancas, el investigador advirtió que “serían muy costosas y además se tendría que trabajar sobre otros sectores de la barranca que no se han desplazado hasta ahora pero que podrían desplazarse en el futuro, entonces sería un problema interminable”, comentó y agregó: “Si podemos anticiparnos a los efectos observando la tendencia del proceso, seguramente estas soluciones serán más económicas”.

En virtud del riesgo de vivir al borde de la barranca, Brunetto analizó: “En algunos casos, debe analizarse si relocalizar sectores urbanos será más costoso que realizar las obras de mitigación. O existen acciones que permitan reducir los factores que generan la inestabilidad del terreno”.

Por ello, el monitoreo será fundamental para anticiparse y actuar sobre los futuros desplazamientos, “vamos a hacer controles periódicos, para ello además de otras herramientas, tenemos drones para hacer relevamientos en detalle porque la imagen que se obtiene es muy buena y se pueden ver hasta grietas muy chicas”, expresó.

Además del seguimiento, se hacen análisis de la evolución histórica de eventos previos y velocidad de retroceso de la barranca, un estudio geotécnico e hidrogeológico mediante perforaciones y un estudio para la generación de un plan de forestación de la barranca.

Antecedentes

El especialista recordó que en los años 70 se produjo un gran desprendimiento en la zona del puerto diamantino. Años después, en un sector ubicado hacia el sur del embarcadero, muy cercano al área ahora afectada, ocurrió un deslizamiento del terreno que provocó la caída de una escuela. “Por estos motivos se emprendió el gran proyecto de obras que he venido mencionando y alcanzaron el sector norte de la barranca de Diamante”, sostuvo.

En Paraná, los movimientos de la barranca obligaron a los gobiernos municipales a realizar obras de contención. El episodio más reciente ocurrió hace dos años, cuando se desprendió un bloque muy grande en el Parque Urquiza. “Hace tres años hubo un desprendimiento en la desembocadura del arroyo `Las Conchas´, cerca de la ciudad de Paraná, que también arrastró viviendas costeras”, apuntó el especialista.

Otras zonas afectadas

Toda la extensión de barrancas del río Paraná es susceptible a que se produzcan desplazamientos. Una zona muy amenazada es la zona del Paraje de Puerto General Alvear, al norte de Diamante, y en la margen derecha de la desembocadura del arroyo “La Ensenada”, uno de los tributarios del Paraná. “La localidad de Puerto General Alvear sufre estos fenómenos permanentemente y hace pocos meses los deslizamientos han generado destrucción de viviendas ubicadas en la zona baja”, recordó Brunetto.


+ Noticias

Sábado negro para Unión y Colón
Los rojiblancos perdieron con Banfield y los rojinegros cayeron por goleada con Defensa y Justicia. Mirá los resúmenes de los dos partidos.

Sábado negro para Unión y Colón


En Portada

“Es un hecho mafioso; es grave”
El presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez, repudió este lunes los nuevos ataques contra los edificios de Tribunales de la ciudad de Rosario. En diálogo con este medio, el magistrado planteó su preocupación por la recurrencia de los hechos y por la impunidad con la que se manejan los atacantes.

“Es un hecho mafioso; es grave”