Lunes 22.04.2019 | 15:32 hs


31-01-2019 / Pelota paleta

Embajadoras de oro

Lucila Bussón y Melina Spahn, dos de las deportistas que han llevado el nombre de Crespo a lo más alto del nivel internacional, repasaron su vida en una entrevista con Mirador Entre Ríos. Las campeonas del mundo tienen el claro objetivo de ser parte de los Juegos Panamericanos de Lima este año, e intentar seguir trayendo logros al país.

Nicolás Piray
redaccion-er@miradorprovincial.com

En Crespo decir “Luli y Meli” significa hablar de dos mujeres, un deporte y muchos títulos internacionales. Las pelotaris de la Asociación Deportiva y Cultural, Lucila Bussón y Melina Spahn se ganaron el reconocimiento de la gente de la ciudad, la provincial y el país a base de esfuerzo y constancia. Dos aspectos que las llevaron a obtener grandes logros, como campeonatos del mundo nada más ni nada menos. Si bien la pelota paleta no es un deporte de mucha relevancia a nivel nacional, en Entre Ríos a lo largo de la historia se han destacado varios pelotaris que hacen de la provincia una de las más fuertes en este deporte. Estas chicas son dos de las muchas personas que la pelean día a día para posicionar de la mejor manera a la disciplina, pasando horas y horas delante del frontón, en un gimnasio o entrenando al aire libre.

A pesar de ser campeonas del mundo, y de representar a la Argentina en torneos desarrollados en México, España, Perú, Uruguay, Venezuela, Chile, Bolivia, entre otros, y que en cualquier otro deporte eso ya te hace profesional y bien remunerado, con la paleta no pasa.

Por ese motivo, los jugadores que defienden la camiseta
albiceleste tienen que estudiar o trabajar para llevar adelante su vida cotidiana. Spahn es profesora de Educación Física y Bussón cursa las últimas materias de Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría, pero siempre repartiéndose los horarios en base a la importancia que conlleva su disciplina.
Sentadas en las escaleras del frontón “Eugenio Mildemberger” de Cultural, que para muchos son unos tablones pero para ellas es el patio de su casa, Lucila Bussón (LB) y Melina Spahn (MS) dialogaron en exclusiva con Mirador Entre Ríos.

Comienzos

“Arranqué en el 2009. En ese entonces practicaba básquet hasta que un día, un grupo de amigas que venían a jugar me invitaron. No conocía el deporte, pero como jugaba al padel esporádicamente, no me costó la adaptación. Las otras chicas dejaron por diferentes motivos y yo seguí”, dijo Melina. 

Mientras que Luli contó: “Mis papás son de un pueblo llamado XX de Septiembre, donde hay más frontones que casas. Es decir que la herencia ya la traía de familia. A la primera cancha que mi papá me llevó fue a la de pelota paleta. Jugué desde chica hasta que después arranqué a practicar tenis y lo hice por muchos años. En 2011 me vuelven a llamar de la Selección e hice dos años ambos deportes. A fines de 2012 dejé tenis por un tema económico y me volqué de lleno a la paleta por el motivo de que el tenis no se puede hacer a alta competencia por el tema costo, entonces me tenía que conformar con entrenar para jugar en la región. Cuando tuve que abandonar no quería saber nada con ningún deporte. Fue una decisión por descarte, porque la paleta era más accesible. Y recién cuando volvimos del Mundial 2013, en Uruguay, me convencí que esto era lo que quería hacer”. 

En la Capital Nacional de la Avicultura, más allá que antes había mujeres que practicaban este deporte, se las reconoce como pioneras a ellas por trascender fronteras y ser tan importantes en el país. Con respecto a esto, Melina explicó: “Tuvimos la suerte y la oportunidad de trascender juntas. Luli estuvo convocada a la Selección antes que yo, luego me sumé y hace mucho venimos representando a la ciudad y a la Argentina. Es un gran orgullo ser las primeras mujeres en llegar tan lejos”. 

Ambas tuvieron el reconocimiento de la ciudad al ser galardonadas como Deportista del Año, en diferentes ocasiones. Melina lo ganó en 2013, mientras Lucila fue premiada en 2015 y 2017. Además, en la edición del 2015 de la Fiesta Anual del Deporte, también fueron nombradas como “Mejor equipo deportivo del año”.

-¿Cuándo se conocieron?

-LB: A principio de 2011, cuando empezamos a jugar. Creo que ambas nos formamos en las posiciones en las que actualmente jugamos porque era la necesidad que teníamos cuando competíamos juntas. En trinquete soy saguera porque Meli es muy zurda, no me quedó otra que jugar atrás. Por eso siempre digo que nos armamos por cómo era la otra, para complementarnos. Si bien había muchas mujeres que practicaban, las que salíamos a competir éramos solo nosotras. 

-¿Se acuerdan de la primera citación al CeNARD?

-LB: Sí. En ese entonces todo se manejaba por mail, tanto las citaciones como las desafectaciones. Te mandaba un correo si estabas citada, y si a la próxima concentración no te llegaba nada, era porque no tenías que presentarte en Buenos Aires. Todo se maneja por Federación, entonces le avisaron al “Ruso” Dorato y él se lo comunicó a mi familia -Valentín “Ruso” Dorato es un dirigente importante de este deporte en la Asociación Deportiva y Cultural, quien también fue presidente de la Federación Entrerriana de Paleta-. Recuerdo que era muy chiquita y todo era nuevo para mí que con 12 años no tomaba dimensión de dónde estaba. 

-MS: Alguien de la Federación Entrerriana les comunicó a mis viejos. En ese momento estaba en Venado Tuerto haciendo una clínica de trinquete con Sergio Supan y me llamaron por teléfono para decirme que al otro día a las 10 de la mañana tenía que estar en Buenos Aires. No entendía nada, tenía 15 años. Conseguí que alguien me firme el permiso para subirme al colectivo y me fui directo desde Venado Tuerto al CeNARD. Ahí arrancó todo esto.  
 
Panamericanos Guadalajara 2011

Llegó el momento de viajar por primera vez al exterior, para Luli, que con 14 años tuvo el honor de ser parte de un evento tan importante. “Fue un lío salir del país porque tenía que firmar un titular a cargo mío. Recuerdo que salí a cargo de Irina Podversich que recién había cumplido los 18. Fue una experiencia única. Era la primera vez que me iba fuera de Argentina, que subía a un avión y que estaba tanto tiempo lejos de mi mamá y mi papá. El debut fue contra Venezuela me lo acuerdo como si hubiese sido ayer, fue un partido muy ajustado que ganamos 15-14, 14-15 y 10-9. El campeonato fue raro porque éramos muy poquitos y todos más grandes que yo, afortunadamente tuve un grupo que me ayudó bastante a que sea un torneo más relajado”, recordó Bussón.

Internacional Chile 2012 

Por su parte, Meli cruzó la cordillera de los Andes para representar al país debutando en un torneo importante. “Fui a jugar Goma Frontón y Maciza con Cynthia Pintos. Antes de viajar empezaron con los chistes sobre el vuelo, diciéndome que se movía mucho y asustándome porque sabían que era la primera vez que subía a un avión. Así que fui todo el viaje agarrada al asiento hasta que llegamos a Chile, por suerte fueron pocas horas. Y cuando entramos a la cancha no podía más de los nervios, además en Maciza nunca habíamos competido, fue todo un desafío. Perdimos en las dos modalidades el tercer puesto contra España. Pero lo disfruté muchísimo, fue una muy buena experiencia. 

Primera vez juntas en la Selección

En 2013 fue el debut juntas, como equipo, con la camiseta albiceleste. Nada más ni nada menos que jugando el Mundial Sub 22 de Goma Trinquete en Mercedes (Uruguay) y siendo campeonas, junto con la ramirense Podversich venciendo a las locales.

“Para todo ese grupo de la Selección fue algo increíble, uno de los mejores torneos que vivimos y eso que la mayoría hemos vivido cosas lindas. Pero ese Mundial en Uruguay nos quedará por siempre en la memoria porque éramos muy unidos. Íbamos todos a alentar a todas las disciplinas, en el hotel estábamos constantemente juntos. Y más allá de que nosotras lo coronamos siendo campeonas, el condimento para que ese viaje sea especial, se lo dio el grupo”, destacó Lucila. 

“Era un pueblo chico, íbamos caminando del hotel a la cancha o del hotel a la plaza. Eso también creo que ayudó a la unión del grupo, porque al no manejarnos en móviles todos separados como en cualquier otra competencia internacional, vivíamos para todos lados juntos. Fue mi primer Mundial y los nervios se hicieron sentir, pero fue hermoso”, agregó. 

-¿Cuándo dimensionaron lo que significa representar al país?

-MS: Al principio no nos dábamos cuenta de dónde estábamos y qué representábamos. En 2013 cuando salimos campeonas del mundo nos felicitaban, nos llamaban de todos lados para hacernos notas, nos saludaban, había mucha euforia.

Después cuando llegamos a Crespo que nos recibieron con una caravana y estuvimos con nuestras familias, creo que recién empezamos a dimensionar lo que habíamos logrado. 

-LB: Sin dudas que de grande empezamos a darnos cuenta. La gente también te hace caer. Nosotras normalizamos ir al CeNARD dos veces por mes, entrenar a la par de Las Leonas, cambiarnos con “Peque” Pareto o chocarnos en los pasillos con Jennifer Dahlgren y el martillo en su hombro. Pero cuando hablamos con gente de afuera, caemos que eso no es normal. Cada vez que nos hacen ver dónde estamos, es un orgullo. 

-Hoy con más de 20 años, ¿qué significa para ustedes representar a la Argentina?

-MS: Hoy lo tomo con más exigencia que cuando arranqué. Ya sabemos lo que significa y el honor que es jugar con esa camiseta. Ver que en las últimas concentraciones se sumaron chicas muy jóvenes, nos hizo dar cuenta que además de estar grandes –dijo entre risas- es una linda presión porque tenemos que marcarles el camino. 

-LB: Para mí significa todo. Pasamos cosas muy lindas pero también lo hemos pasado feo. Las buenas y las malas experiencias te sirven para crecer a medida que vas siendo más grande. El formar parte de la Selección es un orgullo tremendo y es una de las cosas que me hace más feliz. 
A fines del año pasado, luego del Mundial Absoluto de Barcelona, hubo un recambio íntegro de la Confederación Argentina de Paleta (CAP). Con los nuevos integrantes de la comisión y los nuevos entrenadores, se renuevan también los objetivos del equipo argentino.

Sobre este tema, Spahn opinó: “En la primer citación nos encontramos con muchas sorpresas. Con jugadores que hacía mucho no formaban parte de la Selección y que fueron tenidos en cuenta nuevamente. Fue lindo encontrarse con ellos en el CeNARD. También nos ilusiona que algunos entrenadores que tuvimos a lo largo de todos estos años, hoy son la nueva cara de la CAP. Ya nos conocemos y sabemos la modalidad de trabajo, y eso ayuda a que los objetivos se unifiquen. En lo personal quiero estar en los Juegos Panamericanos”. 

“Como dijo Meli, fue lindo ver a chicos que no estaban hace mucho con nosotros, ya sea por no ser tenidos en cuenta o por no estar de acuerdo con la dirigencia anterior.

Que seamos un montón de pelotaris nuevamente los que nos concentramos, es sumar. Ver que Gabriel Villegas, que hace unos meses jugaba con nosotros, hoy sea parte del cuerpo técnico, es jerarquizar el deporte. Porque creo que pocos saben más que él o que Javier Nicosia, que estuvieron jugando en Selección hasta hace tres meses. Mi principal objetivo personal también es estar en los Panamericanos de Lima este año. Y después tratar de pelear algún puesto para la Copa del Mundo de París en Trinquete que se llevará a cabo en octubre”, sumó Luli.

La familia

Como todo deporte de elite, hay silenciosos esfuerzos que los deportistas tienen que hacer para seguir su sueño. De esos esfuerzos saben bien estas dos chicas de
Crespo, que tienen atrás a sus padres, hermanos y amigos para empujar en las malas y disfrutar de las buenas.

“Mi familia es todo. Desde el momento que decidí hacer el deporte estuvieron firmes acompañando y siguen estando a lo largo de los años como el primer día. Me han llevado de acá para allá a todos los Campeonatos Entrerrianos pasando domingos enteros viéndome jugar. Un tiempo entrené en Ramírez porque en Crespo no había profe, entonces salía de la escuela y mi papá me llevaba, me esperaba y me traía. Nunca me dijeron que no. Gran parte de lo que vamos logrando y construyendo en el deporte es gracias a ellos. Ya están acostumbrados a que les diga que me voy a Buenos Aires o a otro país a competir. Creo que para ellos también es una alegría verme feliz dentro de una cancha con la camiseta argentina”, dijo Melina.

“Si nuestras familias no nos apoyarían como lo hacen, hoy no seríamos los deportistas que somos ni estaríamos donde estamos. Económicamente nos mancaron muchísimo. En la actualidad afortunadamente cobramos bien una beca, pero hemos pasado años sin un peso y donde todo tenía que salir de nuestras casas. Soy re familiera, me cuesta mucho estar lejos. Tuve la suerte de jugar de local acá en Buenos Aires, levantar la cabeza en cada punto y verlos ahí alentándome. Y después de cada partido abrazarlos fuerte, encima siendo campeonas del mundo. Eso es algo que nunca me lo voy a olvidar, fue algo increíble”, añadió emocionada Lucila.


+ Noticias

Unión, el único sobreviviente
Los rojiblancos pasaron a la segunda ronda de la Copa de la Superliga. Newell’s, Central y Colón se quedaron afuera del certamen nacional. Mirá los resúmenes de los cuatro partidos.

Unión, el único sobreviviente


En Portada / Entre Ríos

En la cima de los Alpes
La entrerriana Julieta Puntín formó parte del equipo argentino que consiguió dos medallas de bronce en el inicio del Circuito Mundial de Vóleibol de Nieve. Luego de subirse al podio en las etapas de Austria e Italia, la cerritense le contó a MIRADOR ENTRE RÍOS sobre sus sensaciones de jugar en ambientes tan insólitos.

En la cima de los Alpes

Las mujeres, las ciencias y los espacios por ganar
La historiadora feminista, socióloga e investigadora principal del Conicet, Dora Barrancos, disertó sobre la equidad de género en el mundo de la producción y el trabajo. En el encuentro, que tuvo lugar en el Salón Blanco de Casa de Gobierno de Santa Fe, Barrancos dejó a su paso una larga lista de frases y reflexiones, suficientes para generar nuevos debates y próximas conferencias, también de este lado del río.

Las mujeres, las ciencias y los espacios por ganar

El semillero del karting entrerriano
Así como en el fútbol se dice que las categorías inferiores son las formativas de un jugador profesional, en el automovilismo el karting es claramente una de las principales disciplinas para los primeros pasos de un futuro piloto profesional.

El semillero del karting entrerriano

En Portada / Santa Fe

VGG: convenio sobre abordaje de consumo problemático de sustancias
La Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez, y la Agencia de Prevención del Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones (Aprecod) del gobierno provincial acordaron continuar trabajando de manera conjunta en la prevención de adicciones y generar tratamientos para personas en situaciones vinculadas al consumo problemático.

VGG: convenio sobre abordaje de consumo problemático de sustancias