Viernes 22.03.2019 | 11:59 hs


01-03-2019 / Keili González, referente del activismo trans

Una vida dedicada a la militancia

La República Argentina está en constante ebullición social, se puede decir que el pueblo no ha logrado hacerse de todos los derechos que se merece. Son constantes las manifestaciones o piquetes con pancartas que exigen trabajo, igualdad o directamente cambios en alguna ley. De estos movimientos sociales, que en muchos casos logran ser expresiones de la misma sociedad, nacen los militantes.

Matías Kovalsky
redacción-er@miradorprovincial.com

Los militantes saben que la lucha es el único camino que existe para lograr lo que en muchos casos parece ilógico que no posean. Keili González es una de estas activistas, que en su voz encarna a centenares de chicas trans. “Puedo decir que milito desde los 13 años”, aseguró Keili a Mirador Entre Ríos. Y recuerda: “Una noche luego de una situación fea con mi padre, me acerqué a un bar de mi ciudad, Nogoyá, donde las chicas trans se juntaban a charlar y contenerse. Yo era muy chica y empecé a empaparme de la realidad de ser travesti… la única salida laboral real es el sistema prostibulario”.

Sin darse cuenta y siendo muy joven, Keili estaba profundizando su militancia al revelarse contra ese inminente futuro. “El hecho de ser trava era mi primer acto de militancia. Nogoyá es una ciudad pequeña, patriarcal, donde la iglesia pesa mucho y caminar por las calles siendo quien quería ser era una militancia”.

Entrando en su adolescencia, a Keili no le alcanzaba con ser la abanderada de su colegio y hasta tenía que lidiar con opiniones sumamente negativas. “Hay quienes creen que un travesti no puede portar la bandera en un acto, sin importar mis notas”. Aunque su activismo y recorrido ya era mayor, con sólo 16 años ya se había escapado a Paraná sin el permiso de su mamá para conseguir profilácticos. Luego volvía a Nogoyá y se los repartía a sus compañeras travestis.

La etapa universitaria

Con su mochila cargada de experiencias fuertes, concluyó el secundario y llegó la hora de marcharse a Paraná definitivamente a estudiar una carrera. “Tenía una beca del Estado por terminar el secundario con buen promedio, que me ayudaba a pagar la pensión en Paraná”, pero no era suficiente para cubrir los gastos. Keili debía conseguir un trabajo en paralelo mientras estudiaba. “El problema era que, fuera de la prostitución, nadie le da trabajo a una trava”. Sumado a esto, había propietarios que no le permitían alquilar o le cobraban más dinero. “Todas estas complicaciones me obligaban a pensar estrategias constantemente para poder mantenerme en Paraná estudiando. Mi familia ni se enteraba de todos los rodeos que vivía”.

Por suerte para ella, su continua militancia le había brindado una cantidad enorme de amigas travestis que la ayudaban en lo que podían. Keili era una bandera para todas estas chicas que no habían encontrado más salidas que prostituirse y vivir casi en la clandestinidad. “La cantidad de veces que no tenía para comer y mis compañeras me regalaron un paquete de arroz…”, relata.

Marco político

Luego de finalizar sus estudios, Keili ya se consideraba una veterana de la militancia. Su vida en Paraná le había brindado muchas experiencias y para el resto de sus compañeras ya era toda una referencia. “Durante esos años, las luchas fueron muy variadas, recuerdo que durante la pugna por la ley de identidad de género yo era la única chica travesti que marchó en la calle, por suerte todo ha cambiado y hoy somos muchas más dentro del movimiento transfeminista”.

Hoy, Keili trabaja para el municipio de Nogoyá y sigue desarrollando su militancia. Encontró en el Movimiento Social de los Trabajadores-Nueva Izquierda un marco político que la acepta y logró ser la primera chica trans en la historia de Entre Ríos en ser candidata a diputada provincial en las próximas elecciones legislativas. Todo un logro para esta joven luchadora que probablemente seguirá escribiendo páginas importantes de la lucha social de la provincia.

Vivir es un Privilegio heterosexual

El promedio de vida de una travesti es de 32 años, cuando la esperanza de vida en nuestro país es de casi de 80 años.


+ Noticias

El derrumbe de la economía cotidiana
Los números de la economía hechos públicos la semana que pasó por las entidades que representan al comercio y la industria santafesina ratificaron la situación a la que se enfrenta la mayoría de la gente de a pie: lejos de alguna mejora, las cosas están cada día peor.

El derrumbe de la economía cotidiana

La futura planta de biogás avanza a ritmo sostenido
La megaobra que la empresa Seeds Energy desarrolla a la vera de la ruta 8 en Venado Tuerto, continúa con su marcha según los pasos previstos. Se trata de una planta modelo que generará biogás como insumo eléctrico, un proyecto gestado a través de la licitación del programa nacional Renovar 2.

La futura planta de biogás avanza a ritmo sostenido


En Portada / Entre Ríos

Los secretos del río del yaguar grande
El Gualeguaychú es uno de los cauces más importantes que desemboca en el Uruguay. Su historia se relaciona a los chanáes y guaraníes. Es un canal tan particularidad que según las condiciones puede correr aguas arriba.

Los secretos del río del yaguar grande

Vuelven los mejores atletas de Sudamérica
La Histórica volverá a ser sede de los Grand Prix Sudamericanos de Atletismo de Argentina, tal como sucedió el año pasado. Del 29 al 31 de marzo, competirán los mejores atletas de 10 países sudamericanos, además de Panamá, Surinam, Guyana y Guayana Francesa.

Vuelven los mejores atletas de Sudamérica

El costado mustio de una barriada singular
El Puente Blanco, la calle Ituzaingó con su modestísimo paseo, la plaza Eva Perón y el puente del mismo nombre forman, además de un trapecio en el mapa, la puerta de entrada y salida acaso más tradicional de San Agustín, una barriada particular de Paraná, de fuerte carácter identitario que, sin embargo, luce como un sector olvidado a su suerte.

El costado mustio de una barriada singular

En Portada / Santa Fe

"El mejor maestro tiene que estar en el lugar más difícil"
Cristina Gómez Centurión ya está en Dubái, donde participa de un certamen internacional que otorga un millón de dólares como premio mayor. Antes de emprender viaje, dialogó con Mirador Provincial sobre sus expectativas, pero donde también opinó del actual sistema educativo.

"El mejor maestro tiene que estar en el lugar más difícil"