Lunes 20.05.2019 | 22:04 hs


10-03-2019 / Boxeo

“Mi mejor amigo es el gimnasio”

Con sólo 18 años, la paranaense Milagros Segovia tiene más que claro que desea un futuro ligado al pugilismo, por lo que el entrenamiento y sacrificio pasó a ser prioritario en su vida. Como peleadora amateur se consagró campeona Entrerriana, Inteprovincial y Argentina, y espera poder dar el salto al profesionalismo en 2019.

Víctor Ludi

A los 18 años lo más común en los adolescentes son las reuniones entre amigos y disfrutar de la vida nocturna. También es una etapa en la que las obligaciones y los compromisos están lejos de ser prioridad entre la mayoría de los jóvenes, quienes muchas veces no tienen claro qué es lo que desean realizar en sus vidas.

Pero siempre existen excepciones a las reglas y una de ellas es la boxeadora paranaense Milagros Segovia. A esa edad, la representante de la Escuela Municipal de Box que funciona Club Palma Juniors tiene como prioridad su entrenamiento y dedicación al deporte de los puños, en el que sueña con trascender e imagina su futuro ligado al pugilismo.

Además, Milagros en 2019 cursará el segundo año en la escuela Gregorio Las Heras en el turno noche y le gustaría estudiar el profesorado de Educación Física una vez que finalice la secundaria.
La pupila de Exequiel Luciani tiene un récord amateur más que positivo compuesto por 22 peleas, 14 de ellas ganadas (todas por puntos), cuatro empates y cuatro derrotas y en su palmarés se destacan tres importantes consagraciones en la categoría hasta 51 kilos: en diciembre de 2017 se coronó campeona Inteprovincial al derrotar a la santafesina Daiana Ortiz en Ministerio; mientras que en 2018 sumó a su currículum la medalla dorada en el Campeonato Argentino que se disputó en marzo en Alta Gracia, Córdoba, donde venció a la catamarqueña Brisa Cativa; y en julio añadió el cinturón de la Provincial luego de superar a la concordiense Jenifer Peralta, en Colón.

En una jornada calurosa y húmeda, Mirador Entre Ríos la visitó durante uno de sus agotadores entrenamientos, en el que se preparaba para su primera pelea en 2019. Al cierre de esta edición (el viernes 8 de marzo) visitó Santa Fe, donde se enfrentó con la local Joahana Angelini, asumiendo el desafío de subir de categoría y pelear en la división hasta 54 kilos.

-Con tus logros alcanzados en los dos últimos años la vara quedó muy alta. ¿Cuáles son tus objetivos para este año?

-Quiero sumar la mayor cantidad de peleas posibles hasta que cumpla 19 años, para después pasarme al profesionalismo. También quiero volver a competir en el Campeonato Argentino y espero tener la oportunidad de participar del Campeonato Sudamericano.

-¿Cómo se dio tu llegada al boxeo?

-Nunca pensé que esto podía llegar a pasar, porque no tenía idea de lo que era el boxeo. Cuando me enteré que un tío mío estaba practicando le pedí que me traiga y, a partir de ahí, no dejé de venir. De hecho, al otro día fui sola al gimnasio porque desde un primer momento me di cuenta que quería pelear. Tenía 14 años cuando empecé a practicar y dos días antes de cumplir los 16 realicé mi primer combate."

-¿Tu familia cómo tomó que ibas a ser boxeadora?

-Nadie de mi familia pensó que iba a terminar siendo boxeadora y, hasta el día de hoy, no lo pueden creer. Siguen poniéndose nerviosos cada vez que peleo, sobretodo mi abuela.

-¿Y tus amigos qué te dicen?

-Antes de empezar boxeo me juntaba mucho más con amigos, pero cuando me dediqué a esto me fui alejando porque tengo como prioridad mi preparación. Muchas veces rechazo invitaciones porque tengo que entrenarme o descansar. Ahora siento que mi mejor amigo es el gimnasio y me divierte entrenarme. De todas maneras ellos me alientan y me felicitan por esto.

-Empezaste a practicar a los 14 y tuviste tu primera pelea casi a los 16. ¿Cómó sobrellevaste ese tiempo?

-Y…a veces cuando entrenas pero no podes pelear como que te agarra un bajón. De todas maneras entendía la situación y sabía que tenía que estar bien preparada por si surgía una pelea. Y así fue que en Concordia tuve mi primer combate y si bien perdí estaba muy contenta. Después empaté y volví a perder, por lo que me di cuenta de que tenía que prepararme mejor. Así fue que mejoré y se empezaron a dar los triunfos.

-¿Cómo te sentías cuando no se te dieron los resultados en tus primeras peleas?

-No fue lindo, pero nunca me di por vencida y seguí entrenándome para aprender día a día. Con esfuerzo mejoré, los resultados cambiaron y ahora estoy a meses de ser boxeadora profesional. Eso es algo que tengo que agradecerle a mi entrenador porque él siempre me estuvo alentando, remarcándome que si me sacrificaba en los entrenamientos los buenos resultados se iban a ir dando y así fue.

-¿Cómo te definirías como boxeadora?

-Me gusta boxear y ganar con claridad mis peleas. Priorizo imponer la técnica sobre mis rivales y caminar bien el ring. Siempre escucho las indicaciones de mi entrenador.

-¿Tenés referentes dentro del boxeo?

-No, porque trato de no copiarle a nadie, ya que no quisiera intentar algo que a mí no me sale bien o no lo trabajé en el gimnasio. Prefiero prestarle atención a mi técnico y hacer sobre el ring lo que practiqué en los entrenamientos.

-¿Recordás algún golpe que te marcó, sea tuyo o de alguien con la que te hayas enfrentado?

-Previo al Campeonato Nacional venía trabajando en el gimnasio un recto que no me salía del todo bien, pero en la final justo lo conecté de lleno y mi rival sintió la mano. Ella es muy alta y, cuando me lanzó un recto, me metí por debajo de su golpe y llegué primero con el mío. También me acuerdo la primera vez que me sangró la nariz, que fue practicando. Me puso contenta porque me cayó la ficha de los riesgos que hay en el boxeo y disfruté de esa adrenalina.

-¿Cuál es tu rutina de trabajo?

-Entreno de lunes a sábado, en doble turno. Cuando no vengo al gimnasio a la mañana, salgo a correr, pero siempre preparándome en el aspecto físico; mientras que por la tarde trabajo lo específicamente boxístico. Los fines de semana estoy casi todo el día descansando para poder recuperarme y arrancar con fuerza el lunes. Es duro, pero prefiero matarme en el gimnasio y no terminar muerta (sic) arriba del ring porque, además, ser consciente de que estoy bien entrenada me da seguridad a la hora de pelear. Sé que ahora cuesta pero, a partir de los buenos resultados, se va a ir haciendo todo más fácil.

-¿Y con las comidas cómo te cuidas antes de pelear?

-No he tenido demasiados problemas porque yo peso más o menos 52 kilos. Quizá una semana antes de pelear evito comer harinas y transpirando un poco llego sin problemas al pesaje.

Su llegada al profesionalismo

Desde un primer momento, Segovia remarcó su intención de dar el salto al deporte rentado este año, mostrándose confiada pero con los pies sobre la tierra.

-¿Cómo te imaginás siendo profesional?

-Estoy contenta, con fe y muchas ganas de pasar a esa etapa. Para llegar de la mejor forma tengo que seguir entrenando y ganando experiencia a través de peleas. Sé que tengo que esforzarme el doble que el año pasado y mejorar.

-¿Ya has observado posibles adversarias? ¿Considerás que hay alguna rival a vencer?

-Todavía estoy tranquila, yendo paso a paso. Sería un error ver posibles rivales antes de no preocuparme por seguir mejorando yo. Después se verá con quién puedo enfrentarme o con quién no.

-¿Algún sueño?

-Poder triunfar y tener un futuro dentro de este deporte.

La conoce mejor que nadie

Exequiel Luciani ha sido el entrenador de Milagros desde el primer día que ella pisó su gimnasio, enseñándole desde los primeros ejercicios hasta sus consagraciones, conociendo el día a día de su evolución. Por esto, el DT se mostró orgulloso y, más allá de reconocerle su buena técnica o inteligencia a la hora de afrontar un combate, remarcó la dedicación y perseverancia a la hora de entrenarse día a día.

“Se formó en esta escuela. Desde los 14 años que está trabajando y desde un primer momento vi que tenía mucho potencial, no solo deportivo porque noté respeto y dedicación. Sobre el cuadrilátero, su mayor virtud es la entrega porque siempre da todo lo que tiene, pero pensando. Cuando pelea, lo hace siendo consciente del trabajo previo que realizó y del plan de pelea que se le dio de acuerdo a la rival. La considero una excelente deportista y mejor persona aún”, explicó y, luego, se refirió a la posibilidad de que pase a ser una púgil rentada: “Imagino que le va a ir bien en el profesionalismo, porqué sé que va a estar preparada como se debe. Desde hace un año y medio viene realizando un trabajo físico y técnico intenso. Además, en este deporte se han terminado los cracks y la diferencia la hacen los que tienen disciplina y constancia. Ella sabe que es boxeadora durante todo el año, no sólo un par de semanas antes de que le surja una pelear”.


+ Noticias

Rosario Central recurre al representante de Cocca
Desde el momento en que Diego Cocca firmó su contrato con Rosario Central, se especuló también con el desembarco del omnipresente representante Christian Bragarnik en el club de barrio Arroyito de Rosario.

Rosario Central recurre al representante de Cocca

Newell’s camina hacia el fideicomiso
Los socios aprobaron el informe presentado por la comisión directiva, aunque hubo muchas abstenciones. Crece la preocupación por los fondos que se destinarán a refuerzos.

Newell’s camina hacia el fideicomiso


En Portada / Entre Ríos

Destacan el aporte de las PyMEs a la economía
El mejoramiento de los caminos, una nueva matriz energética con energías renovables y un sistema portuario integrado son tres pilares en los que trabaja el gobierno provincial para apoyar a las pymes. Y de ello dio cuenta el gobernador Gustavo Bordet durante la visita a la planta láctea Cremigal.

Destacan el aporte de las PyMEs a la economía

Luciana Aymar transmitió su experiencia en Concordia
La ex leona y mejor jugadora del mundo disertó en el teatro Odeón de la ciudad y compartió sus conocimientos en una clínica en un club. Destacó los distintos aspectos del hockey sobre césped y del trabajo en equipo. Aprendizajes y superación, lo necesario para llegar lejos.

Luciana Aymar transmitió su experiencia en Concordia

Celebramos el primer año de un trabajo apasionado
Desde hace 53 ediciones, nos venimos comunicando semanalmente a través de MIRADOR ENTRE RÍOS, los días domingos. Para los que lo hacemos, este acontecimiento es un motivo de honesta satisfacción, créannos. Desde ese lugar sencillo y emprendedor, anhelamos que también ustedes, lectores de la versión papel y digital, protagonistas de lo que ocurre en distintos puntos de la provincia, hayan considerado que este producto ayuda a cubrir una vacancia, que hay un espacio que viene a llenar y que la experiencia y el desafío han emprendido con buenas artes, con sinérgico esfuerzo, con el trabajo sostenido y articulado como estandarte.

Celebramos el primer año de un trabajo apasionado

A 10 años de la primera peluca para personas que se hacen quimioterapia
Evangelina García Blanco, propietaria de un centro de estética de Gualeguaychú, buscó en YouTube cómo fabricar una peluca de pelo natural. Con breteles para corpiños y elástico de bombacha armó una para que usara una compañera de trabajo que estaba por iniciar el tratamiento contra el cáncer. Así fueron los inicios de una ONG que llena de orgullo y esperanza al país.

A 10 años de la primera peluca para personas que se hacen quimioterapia

Un verdadero campeón de la vida
Sebastián Cancino lleva más de 20 años sin poder caminar debido a una cuadriplejia espástica, pero esta discapacidad no le impidió ser feliz ni alcanzar las distintas metas que se fue proponiendo. Apasionado por el boxeo, se sumó al “Team Peligro” para practicar el deporte de los puños. Afronta cada día como si fuese un combate pugilístico.

Un verdadero campeón de la vida

En Portada / Santa Fe