Link completo de la nota: http://miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=168835

16-04-2018
Senadores con la ministra de la Producción

Emergencia: habrá más decretos

Emergencia: habrá más decretos
Coincidencias sobre los efectos de largo plazo de la sequía. También sobre los compromisos nacionales para ayudar a productores, que no se han cumplido.

Luis Rodrigo
redaccion@miradorprovincial.com


Con las tensiones que dejó el mapa (incompleto) de la declaración de emergencia agropecuaria, elaborado por la Casa Gris, se reunieron la ministra de la Producción, Alicia Ciciliani, y un grupo de senadores de distintos bloques.

El vicegobernador Carlos Fascendini presidió la reunión y participó activamente del debate, ya que además de haber sido senador por Las Colonias, fue también ministro de la Producción, durante el gobierno de Antonio Bonfatti. Habló de los caminos rurales, de la vinculación entre el Estado y las asociaciones para el desarrollo y de las tasas que éstas cobran a los productores.

Como se sabe, la declaración de emergencia no cubrió toda la bota como esperaba la Cámara (así lo hizo saber en un proyecto de comunicación hace dos semanas) y, por esa razón, a la ministra le llovieron las quejas de los representantes de los departamentos parcialmente incluidos o completamente excluidos.

En realidad, la reunión permitió conocer una segunda versión de aquellas quejas que ya le habían formulado los legisladores a Ciciliani, ni bien se publicó el decreto mencionado. La funcionaria no necesitó aclarar que tiene su teléfono abierto -a los senadores les consta- y reiteró su compromiso de dar a conocer (con anterioridad) sus visitas "al territorio".

Del mapa de la emergencia se habló una y otra vez, cuando los senadores de la oposición justicialista (y en menor medida del oficialismo) tomaron la palabra. Por los primeros dijeron lo suyo Osvaldo Sosa (Vera), José Baucero (San Javier), Alcides Calvo (Castellanos), Ricardo Kaufmann (Garay) y Raúl Gramajo (9 de Julio).

Acarrear agua
La ministra los escuchó y tomó nota de sus reclamos junto al secretario de Lechería de Santa Fe, Roberto Tión. Logró inmediato acuerdo un reclamo de Gramajo, luego secundado por sus compañeros de bancada, más vinculado a los problemas de la población que de la producción, respecto de la sequía.

Con cifras globales y en detalle graficaron qué significa para muchas pequeñas comunas poner a andar pequeños vehículos (generalmente tractores que tiran de un acoplado) para ir a buscar agua para consumo humano, en ocasiones cientos de kilómetros. El pedido comenzó con una compra de 2 o 3 camiones cisterna, que al terminar la reunión ya eran 4 o 5, para que la Provincia se encargue de esa tarea que "ha desangrado" las arcas comunales.

Ciciliani se mostró partidaria de este tipo de asistencia del Estado, en acciones concretas, porque en numerosas regiones los productores no son propietarios de los campos que trabajan y la rebaja impositiva termina por beneficiar "a alguien que vive en Puerto Madero", ejemplificó.

Miguel González advirtió que una parte del departamento La Capital no fue parte de la emergencia y Orfilio Marcón expresó su preocupación por los efectos de largo plazo de la sequía y abundó sobre la necesidad de mejorar caminos rurales mediante aportes de los propios beneficiarios, en el marco de las asociaciones para el desarrollo.

En tanto, el jefe del bloque del Frente Progresista, Cívico y Social, Felipe Michlig, trazó una lectura sobre la necesidad de que Santa Fe -y otras provincias- trabajen a nivel nacional por una respuesta de fondo frente a fenómenos como la sequía. Advirtió que sigue congelado y con apenas $ 500 millones el fondo para emergencias de que dispone el Estado nacional.

La ministra expuso los planes de su ministerio y mostró apoyo a la iniciativa oficial de crear seguros obligatorios para los productores, aunque lamentó las demoras en su implementación.

Demora
En cuanto a la demorada ayuda del gobierno nacional a los tambos, que el Senado popularizó bajo el título "pero el poncho no aparece", Ciciliani expuso los números.

Reiteró que los aportes de la Provincia se hicieron según lo comprometido, pero que lo que debía enviar la Casa Rosada -en calidad de préstamo- llega en cuentagotas. "La Nación debe 150 millones de pesos; con unos 120 millones podríamos cubrir la demanda completa que nos han formulado los productores", detalló.

Ganado

Otro aspecto que se abordó es la posibilidad de que el Estado santafesino procure una ayuda material a los ganaderos, para evitar que se malvendan cabezas por la falta de reservas y pasturas.

Hombres de campo en su mayoría, los senadores explicaron que "cuando llueve en septiembre, llueve pasto", pero con precipitaciones tardías, no es el mismo efecto, según la expresión que usó Kaufmann.

Dijeron que hoy en Santiago del Estero se consiguen fardos a $ 600 y rollos a $ 1.500 y que su precio aumentará con la demanda. "Van a llegar a los 2.000 pesos y convendría hacer un acopio", dijeron.




 



miradorprovincial.com - Copyright 2018