Link completo de la nota: http://miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=171793

31-05-2018
Newell's

Siete renuncias que dejan a la dirigencia casi en el desierto

Siete renuncias que dejan a la dirigencia casi en el desierto
Con las recientes dimisiones del tesorero Alberto Sauro y del protesorero Carlos Cantarelli, ya son siete los dirigentes que dieron un paso al costado en estos dos años de gestión. Con una renuncia más, tendrán que llamar nuevamente a elecciones.

Mirador Provincial
redaccion@miradorprovincial.com


Esta semana se consumaron las renuncias del tesorero Alberto Sauro y el protesorero Carlos Cantarelli en la comisión directiva de Newell’s, dos directivos que habían quedado entre las cuerdas luego de la resolución del juez Fabián Bellizia que los separaba de sus cargos y después de la decisión del resto de los dirigentes de aceptar esa medida judicial.

Los hombres que estaban a cargo de la tesorería leprosa, y que habían quedado muy debilitados tras su señalamiento por el tema mutuos (préstamos), por los cheques sin fondo y por el balance, tomaron el silencio de la dirigencia como una cuestión personal y se alejaron de la conducción del club. Con estos dos nuevos pasos al costado, ya suman siete los dirigentes que se retiraron del gobierno de Newell’s y la entidad rosarina quedó al borde de tener que llamar de nuevo a elecciones.

Eran pocos y...
Desde que la actual comisión directiva se hizo cargo del club del Parque Independencia de Rosario, a mediados de 2016, ya son siete los miembros originales que dejaron sus cargos: Claudio Martínez (secretario), José Menchón (prosecretario), Carolina Etchart (secretaria de actas), José Conde (vocal), Patricia Forte (vocal) y los recientes Alberto Sauro (tesorero) y Carlos Cantarelli (protesorero).

Ante este panorama, son nueve los dirigentes que quedan como integrantes de la dirigencia leprosa: el presidente Eduardo Bermúdez; el vicepresidente primero Juan Matías; el vice segundo Cristian D’Amico; el secretario Juan José Concina; y los vocales Walter Newell, Ricardo Ansaldi, Carlos Tedeschi, Jorge Domínguez y Sebastián Orsini.

Para completar el panorama desértico, a esto hay que agregar que dos de los vocales no viven en Rosario -uno en Córdoba y el otro en el exterior- y casi nunca participan de las reuniones de comisión directiva. Por lo tanto, se puede decir que toda la estructura institucional de una institución como Newell’s hoy está manejada por cuatro personas: Bermúdez, Matías, D’Amico y Concina.

Ahora bien, ¿qué puede pasar ante un nuevo movimiento en el cuerpo estable de directivos? El artículo 26 del estatuto del club dice que: “En caso de falta de quórum por fallecimiento o renuncia de miembros de la comisión directiva, el presidente continuará ejerciendo las funciones de gobierno y la administración y convocará a comicios en el plazo de 30 días para llenar los cargos vacantes hasta completar el periodo”.

Newell’s está a una sola renuncia de esta situación, ya que el mínimo de directivos para asegurar la conducción del club es ocho. Y luego agrega: “En caso de acefalía total se hará cargo del gobierno y de administración del club la comisión fiscalizadora, que convocará a elecciones para elegir las autoridades que completarán el periodo dentro del plazo de 30 días considerándose aceptadas las renuncias si existieran”.

Explicaciones
Luego de su decisión de dar un paso al costado, el ex tesorero de la Lepra, Alberto Sauro, dio razones en varios medios de Rosario: “Decidí presentar la renuncia porque la comisión no quiso cuestionar al juez Bellizia. Uno lo que sospecha es que hay alguna cuestión personal contra los tesoreros o que querían corrernos”, disparó.

Después dio detalles de la votación que se hizo en reunión de comisión, que en definitiva lo empujó a renunciar: “La mayoría votó por la no apelación de Bellizia, dijeron que no se querían poner de punta con el juez porque se venía un mercado de pases y necesitaban la aprobación de él. Esos fueron los argumentos”, confió.

“Fueron dos años de los más difíciles del último tiempo para el club. Llegamos con malas condiciones económicas, la otra dirigencia tuvo que adelantar seis meses las elecciones y después tuvimos el problema con la AFA”, remató.

Los hombres que estaban a cargo de la tesorería leprosa, y que habían quedado muy debilitados tras su señalamiento por el tema mutuos (préstamos), por los cheques sin fondo y por el balance, tomaron el silencio de la dirigencia como una cuestión personal y se alejaron de la conducción del club.

“Decidí presentar la renuncia porque la comisión no quiso cuestionar al juez Bellizia. Uno lo que sospecha es que hay alguna cuestión personal contra los tesoreros o que querían corrernos”.
Alberto Sauro
Ex tesorero de NOB




 



miradorprovincial.com - Copyright 2018